En el CEIP Lope de Vega hay Gotas que hacen mares


En el CEIP Lope de Vega hay Gotas que hacen maresCon motivo del día de la Diversidad Funcional (3 de diciembre), en el CEIP Lope de Vega, se han dedicado dos jornadas para trabajarla a través de diversas actividades, juegos y talleres. Dichas actividades han tenido lugar el 30 de noviembre y 1 de diciembre.

La realidad de nuestro centro educativo y su alumnado hacen que el día de la Diversidad Funcional se trabaje de manera dinámica con el fin de concienciar a favor de la diversidad, ya que pertenecen a nuestra comunidad educativa alumnos y alumnas con déficit visual, motor o trastorno graves del desarrollo y del lenguaje, entre otros.

La discapacidad es no poder hacer algo que otras personas si pueden hacer (ver, correr, oír…), algunas discapacidades son transitorias (no veo, me pongo gafas) y otras son permanentes (nacer sin movilidad en las piernas). El no tener “algo” hace que no se puedan realizar cosas que los demás podemos llevar a cabo sin dificultad, pero no por ello no pueden tener un don especial para desarrollar otras habilidades, por ejemplo: Beethoven, tenía una discapacidad auditiva; o Miguel de Cervantes, “El manco de Lepanto”, perdió la movilidad de su brazo izquierdo en una batalla.

Todos los niños-as y personas somos diferentes y tenemos diferentes fortalezas (escribir, dibujar, cantar, jugar al fútbol…), pero también tenemos muchas cosas en común (sentimiento, gustos…). Pero las diferencias no son negativas, nos enriquecen.

Jueves 30 de noviembre.

A las 11:15 se ha realizado una tutoría para explicar a nuestros alumnos-as “qué es la Diversidad Funcional” y los motivos por los que cada año en nuestro centro le damos tanta importancia. Tras esa introducción, han visualizado el vídeo del testimonio de una maestra que padece déficit motor para recapacitar sobre su realidad. Continuamos presentándoles el lema de este año “Somos gotas que hacen mares” y les presentamos el logo, una nube con gotas de colores que llegan a un mar, con el fin de que entiendan que las diferencias nos hacen ser más personas y que todos, independientemente de tenerlas, acabamos conviviendo de forma pacífica. Seguimos escuchando en clase la canción de Macaco “Somos una marea de gente”, de la cual extrajimos la idea para nuestro lema, analizando la letra de la canción; mientras tanto, el alumnado, ha coloreado una gota de agua (todas diferentes, en formas y tamaños), que han sido trasladadas a las nubes situadas en los pasillos, construyendo ellos mismos “una marea de gente”.

Share