Exposición ‘Promoción 2009-2011. Bachillerato artístico’ de Isabel Rosado en Escuela de Arte San Telmo de Málaga

La artista Isabel Rosado inaugura ‘Promoción 2009-2011. Bachillerato artístico’ en la sala de exposiciones de la Escuela de Arte San Telmo de Málaga el jueves 3 de octubre a las 19.30 h.

Isabel Rosado (Málaga, 1993) explora los condicionantes y posibilidades de la fotografía de maquetas a escala y de la cartulina como material plástico. Los conceptos de tiempo, espacio, luz, ficción y narración son una constante en su obra. La artista recrea espacios tomando inspiración de diferentes fuentes, como series de TV, películas, lugares descritos en libros. obras de otros artistas, o como ocurre en este proyecto, espacios reales que visita o vive.

Toma fotografía de estas escenografías prestando atención especialmente al punto de vista y a la iluminación, para que de esta forma el espectador entre en la imagen. No obstante, es una imagen que nos resulta inquietante, pues conforme vamos atendiendo a los detalles, vemos que se trata de una farsa. Una vez registra la maqueta con su cámara, destruye y recicla los materiales con los que la creó.

En este caso, la experiencia de Rosado en la Escuela de Arte San Telmo durante dos años ha servido para re-crear unos espacios llenos de vivencias y sensaciones. Un pasado reciente perfectamente plasmado en la soledad de un lugar abarrotado día a día. Según palabras de la artista:

“Recuerdo el 16 de septiembre de 2009. Recuerdo ver a Irene Lendínez esperar sola en el vestíbulo, el salón de actos donde nos dieron la bienvenida. Recuerdo a Juan Verdugo, la clase de 1º C, a nuestra tutora Inma, profesora de francés. Recuerdo mi primera conversación con Olivia Lara en el pasillo, la primera impresión que me causó el llamativo Dave Sanders entonces, Santleman ahora.

Puedo decir que ese 2009 fue uno de los años que recuerdo con más cariño de mi vida. Ese cariño con el que según Jesús, había que tratar al barro, que nada tenía que ver con las pistolas magnum y paralelum que usábamos Lola, Sergio y yo en las clases de Dibujo técnico para trazar la trayectoria del suicida. Los molletines del 5 y pitufos catalanes de la cafetería donde Fali siempre nos recibía con una sonrisa, y nos tomábamos en el pasillo hasta escuchar la sirena que nos traía de vuelta a las clases. Escuchar a Erik Satie siempre me trae a la memoria momentos de dibujo con Muriel, quien se escondía tras las gafas como el guardián entre el centeno para ver nuestros progresos con el lápiz. Las clases de filosofía de Zeneida siempre eran tan convincentes que al final uno acababa sin saber en qué creer, si en la caverna de Platón o en la muerte de Dios. Como si fueran pocos los líos que ya de por sí tiene un adolescente en la cabeza, reflejados en la cama siempre deshecha y escritorios abarrotados de papeles por ordenar.

Es mucho lo que me llevé y conservo conmigo de este lugar, por encima de los conocimientos quedan las experiencias que 10 años más tarde me han traído de vuelta. Sería difícil resumir tantos momentos felices que tengo asociados a mi etapa en San Telmo, ojalá pudiese condensarlos tan bien como según nos contó Inma en clase, lo hizo Machado en sus últimos versos que remitían a su infancia, y meterlos en mi bolsillo para que siempre me acompañen”.

INAUGURACIÓN: 03 de octubre del 2019 a las 19.30 h.

LUGAR: Sala de exposiciones de la Escuela de Arte de San Telmo.

C/ El Ejido, 3

FECHAS: del 03 al 31 de octubre de 2019.

HORARIOS: de lunes a viernes de 9.30 a 21.00 h.