Diario de un Mediador, Georgi de 5ºA del CEPR El Chaparral

Desde el CEPR El Chaparral de La Cala de Mijas, Georgi, un alumno de 5º de primaria nos cuenta su experiencia como mediador.

“Hola me llamo Georgi y voy a contar mi experiencia como mediador escolar.

Este ha sido mi primer año como mediador. Me llevé una gran sorpresa cuando me eligieron mediador para el curso 2018-2019. Este era mi primer año.Tengo que decir que no fue fácil conseguir este puesto. Tuve que presentar mi candidatura y explicar las razones por la que quería ser mediador escolar. Una vez que el profesorado la aprobó, empezó mi formación en el mes de octubre. Durante varias sesiones mis compañeros/as y yo asistimos a charlas y talleres donde aprendimos en qué consiste la mediación, los pasos a seguir en una mediación, técnicas de resolución de conflictos, a ser siempre positivos y positivas, además de muchas cosas más.

Cuando terminamos la formación, la seño formó parejas de mediación y ya en el patio empezamos a ayudar a los y las demás a resolver conflictos.

Nuestro cole es muy grande, así que tenemos tres patios. Cada mes la seño nos da un cuadrante donde dice donde tenemos que mediar y qué días.

Luego ya en el patio llevamos una caja con cinco combas, un frisbee, un balón, juegos de

 mesa y una libreta con un bolígrafo para apuntar a los niños  y niñas que se están llevando las cosas.

A veces resulta fácil mediar pero otras veces es un poquito más difícil, sobretodo en el patio de 1º y 2º porque son de menor edad y les cuesta buscar soluciones en las que todos  y todas ganen.

Ayudar  a resolver conflictos mola mucho porque mejora la convivencia en el recreo y eso me hace sentir muy bien y por eso mi experiencia como mediador ha sido genial”.