Semana Cultural y Día del Libro del IES Las Lagunas

 “No te rindas nunca y la buena suerte te acompañará siempre”. (Fújur)

Este año hemos dedicado la Semana Cultural y el Día del Libro a “La Historia interminable” de M. Ende. En este primer collage puede verse la decoración con escenas de la novela.

¿Por qué La Historia Interminable?

  • Por ser una historia dentro de la historia que encierra valores como la lucha ante el acoso escolar y la defensa de la lectura como medio de escape de la soledad y del miedo.

  • Por representar la unión entre la inspiración y el rigor crítico en la narrativa. Búsqueda de la realidad a través de la imaginación.

  • Para trabajar la mentira y la verdad, la importancia de ser fiel a uno mismo, del valor de los amigos y, por encima de todo, de lo importantes que son los libros.

  • Por ser un libro puerta a otros mundos.

¿Qué es Fantasía? La Historia Interminable, ¿Dónde está escrita esa historia? En el libro de tapas verde ¿Dónde está ese libro? En el desván del colegio. Estas son las preguntas que los Pensadores Profundos hicieron a Bastián y sus contestaciones.

La historia arranca de la huida de Bastián que es agredido y sufre burlas por parte de sus compañeros, pronto da paso a dos historias: la de Bastián y la de Fantasía. O lo que es lo mismo, la esperanza y los sueños en la transformación de las personas y la realidad. Enseñanzas necesarias para nuestro alumnado en pleno cambio para que adquiera conocimiento y reflexión crítica.

El Departamento de Biblioteca y su equipo de apoyo han preparado una serie de actividades para todo el centro:

Nos han visitado para hablar de “La Historia Interminable”: Carmen Cantillo, Jesús Ortiz y Rosa Morel.

Como esta novela engrandece la importancia de la imaginación, de la fantasía y de la creatividad. Cuestiones que intentamos trabajar en el IES Las Lagunas, hemos jugado y disfrutado de una lectura ininterrumpida y las representaciones teatrales de nuestro Grupo de Teatro (recreos alternativos) dirigidos por nuestro profesor Alejandro Gamero.

Quien no haya pasado nunca tardes enteras delante de un libro, con las orejas ardiéndole y el pelo caído por la cara, leyendo y leyendo, olvidado del mundo y sin darse cuenta de que tenía hambre o se estaba quedando helado…no podrá comprender probablemente lo que Bastián hizo entonces.