Convivencia entre el IES Pedro Espinosa y el CEEE Mercedes Sanroma

El pasado mes de marzo, el curso de 1º de Dirección de Cocina del IES Pedro Espinosa de Antequera realizó una visita y jornada de colaboración y convivencia entre nuestro grupo y el PTVAL de Cocina y Pastelería del CEEE Mercedes Sanroma en la ciudad de Sevilla. Una actividad complementaria que resultó estupenda por varios motivos. 

Para empezar, en dicho centro tienen implantado el programa de Miniempresa Educativa, por lo tanto el alumnado de 1º de DICO pudo ver todos los procesos que se llevan a cabo en una empresa, sobre todo aquellos relacionados más directamente con la producción en cocina –recepción de pedidos, preelaboración y elaboración de platos, envasado y empaquetados de los pedidos y reparto y cobro de los mismos-.

Otro de los motivos que nos movió a llevar a cabo esta actividad con el alumnado fue el aspecto de la inclusión social, dado que ellos (alumnado de 1º DICO) en un futuro podrían llegar  a ser jefes de cocina. Hacerles ver que todos y todas estamos capacitados en mayor o menor medida a realizar funciones en cualquier oficio o profesión es fundamental, lo importante es saber ubicar a cada persona en su sitio y practicar en todo momento la empatía.

Y para terminar, inculcar al alumnado que con voluntad, con esfuerzo, con cariño a la profesión, con ilusión y con alegría, cualquier proyecto que nos propongamos se puede llevar a cabo.  

Durante esa mañana, colaboramos ambos cursos en la elaboración de un menú conjunto. Seguidamente entre ambos grupos se realizó el envasado y  empaquetado  de  los pedidos y finalmente el grupo del PTVAL procedió al reparto del mismo, mientras el grupo de 1º de DICO y algunos alumn@s del PTVAL recogían la cocina. Fue una jornada inolvidable para ambos grupos. Se sintieron importantes y orgullosos de su trabajo.

Como futuros jefes de cocina, aparte de conocimientos profesionales, nuestro alumnado tiene que cultivar otros aspectos, personales y emocionales que en la deontología profesional de cualquier jefe de cocina deben ser vitales, como son el respeto, la empatía, el trabajo en equipo, el saber escuchar, la ilusión y la alegría.