Actividad #YoPuedoEvitarlo en la Delegación Territorial de Educación

La Dirección General de Tráfico, en colaboración con la Consejería de Educación en el marco del convenio de colaboración suscrito, ha celebrado una actividad en la Delegación territorial de Educación con el objetivo de concienciar al alumnado de secundaria sobre la seguridad vial.

La iniciativa ha consistido en una demostración de una intervención en un accidente por parte de la Policía Local de Málaga con un vehículo siniestrado, la visualización de un vídeo sobre el impacto que puede provocar el uso del teléfono móvil durante la conducción y unas jornadas que han contado con las intervenciones de la Policía Local de Alhaurín El Grande, Adevi, Andade, Adacema, Aspaym, Stop Accidentes y Pat A-Pat.

En la actividad, que se enmarca dentro del programa de la Consejería de Educación Forma Joven, han participado unos 220 alumnos y alumnas de diferentes institutos de educación secundaria de la provincia de Málaga. La finalidad ha sido permitir al alumnado progresar en la adquisición de hábitos en relación al sentido vial y relacionados con la noción espacial, de prudencia y pronta decisión. Asimismo, durante la jornada se han recordado las normas de circulación como peatón, para que los estudiantes adquieran hábitos de comportamiento y prudencia en el uso de las vías públicas urbanas e interurbanas, utilizando adecuadamente y con sentido de la responsabilidad los transportes particulares y colectivos y valorando su importancia en los distintos modos de vida, rural o urbana.

La Educación Vial como conjunto de conocimientos, reglas, normas y actitudes de comportamiento que toda persona debe interiorizar favorece que la ciudadanía actúe de manera responsable en la vía pública como peatón, cuando hace uso de bicicletas o ciclomotores o cuando conduce automóviles. Debe formar parte de los conocimientos y saberes prácticos y no circunscribirse a una materia o etapa, sino integrarse en cada una de las áreas que componen el currículo que se trabaja en los centros educativos.

Siguiendo las recomendaciones internacionales “los contenidos de la Educación Vial deben estar integrados en las diferentes materias, con el fin de que el alumnado adquiera la experiencia técnica apropiada, tomen conciencia de su responsabilidad en la vida social y puedan contribuir de forma activa en la mejora de las condiciones de circulación”.

Por tanto, la Educación Vial es imprescindible para conseguir una educación ciudadana integradora de todos los principios que fomenten la convivencia, la tolerancia, la solidaridad, el respeto, la responsabilidad y que, en definitiva, sea un cauce que sirva para favorecer las relaciones humanas en la vía pública.

Para ello, la Dirección General de Tráfico, en colaboración con la Consejería de Educación, pone a disposición de los centros un material de apoyo para el desarrollo de la Educación y la Seguridad Vial en el ámbito educativo como estrategia de promoción de la salud y prevención de accidentes. Estos materiales, dirigidos a alumnado de Educación Secundaria, entre otros, descubren la importancia de conocer determinadas medidas de defensa y seguridad que les protejan de los peligros derivados del uso de las vías públicas bien como peatones o como usuarios y usuarias de los medios de transporte.