Día contra la violencia de género en el CEIP Manolo Garvayo

El pasado día 23 de noviembre con motivo del Dia contra la Violencia de Género, el CEIP Manolo Garvayo se planteó realizar una actividad diferente. Casi siempre que se habla de este tema se ponen como ejemplo los casos dramáticos en los que mujeres víctimas de esta lacra social terminan con moratones, asustadas y en muchos casos escondiéndose de sus agresores. A cualquiera que le preguntemos nos dirá que no es deseable este final, pero este año lo que le plantearon al alumnado del cole, desde 3º a 6º, fue dónde está el principio. ¿Cómo se empieza a no tratar bien a los demás y en especial a las mujeres?

Se reunió en asamblea a los niños a partir de 3º. A ellos solos para que valoraran juntos, cuáles son las conductas con las que se empieza sin que la presencia de las chicas les hiciera quitarle importancia a los detalles o justificarlos. La asamblea fue muy productiva, reconocieron que en ocasiones les hacen gestos de desprecio, las insultan, no las valoran, las ridiculizan cuando intentan jugar con ellos al futbol… se hizo patente que no tienen el mismo respeto a los maestros que a las maestras o a las monitoras del comedor, ni a sus padres igual que a sus madres. Pudieron ponerse en el lugar de ellas imaginando que la situación fuera al revés.

Finalmente decidieron hacerles un regalo a todas las mujeres del cole y se pusieron manos a la obra. Hicieron una pancarta en la que aparecen los nombres de todas ellas: niñas, maestras y monitoras; en la que les piden perdón por el daño que les hayan podido causar.

Por otro lado, paralelamente a la asamblea, las niñas tuvieron la oportunidad de hablar con sus tutores de cómo se sienten y de cómo hay que empezar ya, desde pequeñas, a hacerse respetar y no aceptar el maltrato como algo natural. El lunes 26 los chicos las recibieron en el patio con la pancarta, y les regalaron su tiempo de balón en el recreo. Ahora estamos más sensibles y valoramos que lo importante no es hasta donde se llega, sino no empezar nunca a maltratar a ninguna persona.