Relatos para romper el techo de cristal

El certamen literario está organizado por el Proyecto de Igualdad de Género a través de la Imagen del I.E.S. Eduardo Janeiro de Fuengirola

El Salón de Actos del Edificio de Servicios Múltiples de Málaga ha acogido la entrega de los premios de la IV Edición del Concurso Literario contra la violencia de Género “Gema Otero, rompiendo techos de cristal”, organizado por el Proyecto de Igualdad de Género a través de la Imagen, que está coordinado por la profesora del I.E.S. Eduardo Janeiro de Fuengirola Mercedes Sánchez Vico, con la colaboración de la Delegación de Educación de Málaga.

El concurso, cuya temática es la prevención y lucha contra la violencia de género, ha estado dirigido al alumnado de E.S.O., Bachillerato y Ciclos Formativos de centros públicos y concertados de la provincia de Málaga.

El acto ha estado presidido por la delegada territorial de Educación, Patricia Alba, y ha contado con la asistencia de la experta en Género e Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres Gema Otero, que da nombre al concurso.

Gema Otero es autora de la Agenda escolar coeducativa para profesorado de infantil y primaria 2017-2018 y 2018-2019 para el Instituto Andaluz de la Mujer y creadora de los cuentos coeducativos “SuperLola” y “Lalo, el príncipe rosa”.

En esta ocasión el primer premio en el concurso ha sido para el microrrelato “A salvo”, de Patricia Liébana, alumna del colegio Nuestra Señora de la Victoria, Hermanos Maristas, el segundo para “No te calles, naciste gritando”, de Alba Sánchez, alumna del I.E.S. Bahía de Marbella, mientras que el tercero ha sido para “Podemos soñar”, de Yasmina Bakhat, alumna del I.E.S. Nº 1 de Fuengirola.

También han obtenido menciones especiales “Ellas”, de Iman El Maazi, asimismo alumna del I.E.S. Nº 1 de Fuengirola, “Como barro que se deja modelar”, de Cristian García, alumno del I.E.S. Eduardo Janeiro de Fuengirola y “La vecina”, de Ana Pascual, alumna del I.E.S. Martin Rivero de Ronda.

Relatos ganadores:

A salvo

NO TE CALLES, NACISTE GRITANDO

PODEMOS JUNTOS SOÑAR

Ellas

Como barro que se deja modelar

LA VECINA