Experiencia de una auxiliar de Conversación en el I.E.S. Jorge Guillén de Torrox – Educación en Málaga

Experiencia de una auxiliar de Conversación en el I.E.S. Jorge Guillén de Torrox

Nicoline Weyhenmeyer, Auxiliar de Conversación en el I.E.S. Jorge Guillén, Auxiliar de Conversación en el I.E.S. Jorge Guillén, Torrox Torrox

Me llamo Nicoline Weyhenmeyer, tengo 25 años y soy de Alemania, donde estudio Filología Hispánica e Historia para ser profesora de educación secundaria. En el curso escolar 2017/18 trabajé como auxiliar de conversación en el centro bilingüe I.E.S. Jorge Guillén, Torrox, participando en las clases de Alemán como lengua extranjera, Física & Química, Historia, Educación para Ciudadanía, Plástica y Educación Física.

Desde el primer momento me sentía muy a gusto en el instituto. Tanto la dirección y el profesorado, como la conserjería me recibieron calurosamente y siempre me trataban 

con mucha amabilidad y respeto. Además el coordinador y los otros profesores del proyecto bilingüe hicieron todo lo posible para apoyarme y facilitar mi introducción en la enseñanza. Es más, me sentía apreciada como auxiliar, porque me integraron tanto en las reuniones semanales del proyecto, como en las actividades y excursiones.

Auxiliar de Conversación en el I.E.S. Jorge Guillén, TorroxComo auxiliar de conversación intenté transmitir aspectos especiales y curiosos de la cultura alemana y ayudar a los alumnos de disminuir la vergüenza que muchas veces sienten a la hora de hablar en alemán. Las clases siempre han sido lo más interactivo posible, aplicando métodos didácticos como trabajos en grupos, juegos de roles, adivinanzas y el uso de videos y música para ilustrar los temas. Entre las actividades que he hecho durante el curso escolar, destaca el Día de San Nicolás que se celebra el 6 de diciembre. Con la ayuda de los profesores me disfracé como “Nikolaus”, visité las clases de alemán y, como es costumbre en Alemania, después de haber cantado canciones típicas de este día festivo, les obsequé chocolate. Aparte de unas excursiones a Málaga y Granada, también participé en el Campamento de Alemán en Mollina, donde los distintos institutos con proyectos bilingües de alemán quedan cada año para tres días.

Aunque trabajé en el instituto en Torrox (Pueblo), vivía en Málaga durante el curso escolar. Eso es una decisión personal que cada uno tiene que tomar, porque lleva consigo ventajas y desventajas. Según mi opinión Málaga como capital de la provincia ofrece mucho más posibilidades de compartir piso, conocer a nueva gente y disfrutar de las ofertas culturales como museos, conciertos y otros eventos. Al mismo tiempo hay que tener en cuenta el tiempo que uno pierde por el trayecto largo (hasta dos horas en transporte público). Puesto que encontrar alojamiento puede ser un factor de estrés, ya busqué desde Alemania a través del internet y al final encontré mi primer piso en una de las numerosas páginas inmobiliarias. Después de unos meses me mudé a otro apartamento, donde me sentía aún más gusto, viviendo con dos inglesas y una francesa. Aparte de todo lo que se puede hacer en la propia ciudad, Málaga es un buen punto de partida para visitar otras ciudades espectaculares, como Granada, Sevilla, Gibraltar, Córdoba etc. que están conectadas a través de una amplia red de líneas de autobuses. Puesto que Málaga además dispone de un aeropuerto grande, eso invita a aprovechar el tiempo en España y conocer nuevos sitios.

Auxiliar de Conversación en el I.E.S. Jorge Guillén, Torrox

Puesto que en Alemania estudio Filología Hispánica y que hace unos años estudié dos cuatrimestres en la Universidad de Sevilla en el marco del programa Erasmus+, no lo consideraba necesario hacer algún curso de español. Es cierto que los andaluces son muy expresivos y que muchas veces no es tan fácil entender su acento o las expresiones coloquiales que utilizan – ¡pero eso no es razón para preocuparse! Pues; siempre están dispuestos a explicar y aclarar todo con mucha amabilidad.

Resumiendo mi experiencia como auxiliar en España puedo decir que he aprendido mucho, tanto a nivel personal, como profesional. Por un lado era una confirmación más que me gusta trabajar con niños y jóvenes, por otro lado he ganado experiencia en la enseñanza. Además era una oportunidad única de sumergirse aún más en la cultura española y obtener una perspectiva auténtica de la vida y el trabajo en España. A los futuros auxiliares les recomiendo participar en la Jornada de Acogida al principio de su estancia, porque no solamente da mucha información y aclara preguntas, sino también es una buena oportunidad de conocer a otros lectores. Es importante resaltar, que mientras más se involucren y participen los auxiliares en las actividades escolares y extraescolares que ofrece el instituto, mayores serán las posibilidades de ser exitosos en el programa, ya que se refuerza la confianza y los alumnos pierden la vergüenza al momento de expresarse en alemán.

Como cada país, España tiene elementos que lo caracterizan y diferencian en cuanto al sistema educativo y cultural, por esta razón, es importante ser proactivos, pacientes, flexibles y tolerantes para el manejo de situaciones nuevas y resolución de conflictos.

En fin, ¡disfrutad vuestro tiempo en España, seguramente será una experiencia inolvidable!