Jornadas Interculturales del IES Cánovas del Castillo

Durante la semana del 21 al 25 de mayo han tenido lugar las Jornadas Interculturales del IES Cánovas del Castillo, centro educativo en el que conviven más de 30 nacionalidades entre sus distintas modalidades formativas.

Se ha perseguido buscar momentos de convivencia, descubrimiento y reflexión por parte de toda la comunidad educativa con objeto de concienciar sobre las distintas percepciones y expresiones para comprender el mundo en qué vivimos, manifestaciones que no son excluyentes entre sí, sino que suman, nos enriquecen y ayudan a empatizar mejor con los que nos rodean.

Además de la visualización en el instituto con: banderas elaboradas por los alumnos, mapa intercultural, canciones del mundo para marcar la entrada y salida de cada clase, mosaico de libre expresión sobre los valores positivos de la convivencia entre distintas culturas o una escultura móvil alegórica con barcos de papel fruto de uno de los talleres de la III Bienal de Arte en la Axarquía, los alumnos han contribuido como parte activa dirigiendo talleres para compartir sus tradiciones y costumbres:

  • Cuentacuentos y recital de poesías en las lenguas maternas de los alumnos.
  • Fiestas, tradiciones y trajes típicos de Ghana.
  • Taller de baile nigeriano
  • Concierto de música y bailes de mundo.
  • Taller de tatuaje marroquí con henna.
  • Biografías de celebridades de sus países de origen.
  • Taller de escritura árabe

Igualmente, los alumnos pudieron asistir a una e motiva conferencia en árabe y español dirigida por alumnos sirios y la madre de dos alumnas de ATAL sobre Siria, desde sus orígenes hasta la situación actual y su experiencia en primera persona como refugiados de guerra.

Asimismo, Cruz Roja ofreció al alumnado talleres prácticos de sensibilización a la inmigración y al respeto de las otras culturas con la intención de desmontar prejuicios y presentar a los alumnos la figura del mediador intercultural.

Para finalizar, los alumnos y sus familias elaboraron platos típicos de sus países para participar en un concurso gastronómico. Además del emplatado y decoración de la mesa donde quedaban expuestas las especialidades internacionales, los alumnos explicaban detalles sobre los platos a sus compañeros para posteriormente poder degustarlos junto con las familias y docentes.

La actividad ha supuesto semanas intensas de preparación, pero la experiencia profesional y sobretodo personal ha merecido la pena. Queda aún mucho camino que recorrer para seguir transformando nuestra actual sociedad multicultural en una cada vez más inclusiva e intercultural.