50 años no son nada

La generación que cursó 4º de bachiller en el curso 1967/1968 vuelve al IES Nuestra Señora de la Victoria

El pasado sábado 7 de abril se vivió en el IES Nuestra Señora de la Victoria, el popular instituto de Martiricos, un momento doblemente emotivo.

Por un lado se bautizó a uno de los jardines que posee el centro con el nombre del profesor que lo diseñó, Santiago Blanco Puente. Por otro, abrimos nuestras puertas a los alumnos de la promoción 1967/1968, que cumplían el cincuenta aniversario de la salida de la que fuera su casa durante unos cursos.

Tras 50 años, la generación que cursó 4º de bachiller en el curso 1967/1968 siguen mostrando tanto o más cariño a su antiguo instituto como cuando abandonaron sus aulas. Aulas en las que vivieron multitud de anécdotas que se fueron contando en una animada jornada, que comenzó en su antigua aula de bachiller. Anécdotas como el traslado de las piezas del museo de Ciencias (ellos fueron los que, bajo la supervisión del catedrático Antonio Acosta, trajeron toda la fauna que el centro tenía desde su antigua ubicación en calle Gaona hasta la actual); la creación, por parte del director del centro, de la sección nocturna; o el recuerdo de las clases y de muchos los profesores, como Eduardo García Rodejas.

El momento continuó con un recorrido por las actuales instalaciones del centro, nombrado hace poco más de un mes por la Consejería de Educación como Instituto Histórico-Educativo de Andalucía, para terminar con cordial almuerzo.

Santiago Blanco Puente (Madrid 1901 – 1987) fue hijo del pintor malagueño José Blanco Coris. Se doctoró en la Facultad de Ciencias (sección Ciencias Naturales) en la Universidad Central de Madrid. En 1932 realizó las oposiciones a la cátedra de “Agricultura y técnica agrícola e industrial”. Tras pasar por Teruel, Málaga, Valencia y Madrid es destinado, en el año 1941, nuevamente a nuestra ciudad, donde ocupó en un primer momento la cátedra de “Agricultura” y luego la de “Ciencias Naturales”, cuando se suprime esta primera asignatura.

Profesor del Instituto de Segunda Enseñanza, vive dos grandes cambios en la institución. La creación, en 1942, del instituto femenino, compartiendo espacio con el instituto original en el mismo espacio de la calle Gaona; y el traslado, en 1961, de su instituto al moderno edificio diseñado por Miguel Fisac en Martiricos, donde continuó su labor docente hasta su jubilación en 1971. Santiago Blanco fue el encargado de planificar el jardín del nuevo centro, dotándole de numerosas especies, entre las que destacan una frondosa higuera, una de las mayores jacarandas de Málaga, un olivo, un seto de bambú, una palmera…