Una exposición en el IES Monterroso fomenta la alimentación y los hábitos de vida saludables

Un grupo de Trabajo formado por 4 docentes del Instituto Monterroso de Estepona, Rosa Pedraza y Lydia del Río (Departamento de Biología y Geología), Vicente Marín (Departamento de Tecnología e Informática) y M.ª Carmen Juárez (Departamento de Educación Física),  han preparado una exposición que ha titulado “la Semana de la Nutrición Saludable“. El proyecto de trabajo en el que están inmersos es mucho más amplio y se denomina: “Nutrición saludable y deporte en la escuela. Mejorar la alimentación y el ejercicio físico en la escuela”.

Topos sabemos que durante el recreo se consumen muchos alimentos tipo “snack”, los cuales tienen un contenido muy alto en azúcares añadidos y  también de sal. Asimismo, durante las jornadas deportivas los adolescentes tienen una mayor tendencia a consumir bebidas energéticas muchas veces no necesarias y que aportan una cantidad de sodio excesiva. Estos alimentos son consumidos por los adolescentes a diario e incluso varias veces a lo largo del día. A pesar de que las etiquetas son claras en describir los nutrientes que contienen estos alimentos, los adolescentes no son capaces de entenderlas y poder así decidir de forma racional si los consumen o no.

Es por ello que durante todos los recreos de esta semana ha habido un grupo de alumnos de 3.º de la ESO en un stand explicando a sus compañeros cómo leer las etiquetas para elegir mejor los alimentos  saludables en función de:

  • Contenido en azúcares (siempre debe ser menor a 10g/100g de alimento)
  • Grasa  (elegir la denominada grasa insaturada (aceite de oliva o de girasol); grasa saturada de origen animal mejor de forma ocasional  y evitar totalmente la grasa saturada vegetal como el aceite de palma.
  • Sal (máximo diario 2,5g).
  • Fibra (a ser posible que el alimento sea rico en fibra; para que un alimento sea rico en fibra debe contener más de 6g/100 g de alimento).

Para ello se han expuesto envases de alimentos muy comunes en nuestros hogares que podrán ser manipulados  por los estudiantes y profesores visitantes con el fin de  aprender cómo buscar las cantidades de nutrientes que contienen para finalmente decidir si son saludables o no. Además, se han puesto fotos de alimentos cotidianos con su equivalencia en terrones de azúcar tapado de forma que al descubrirse la hoja, se sabe cuántos terrones tiene cada uno de ellos. Todos los que hemos visto la exhibición nos hemos quedado petrificados con algunos contenidos en azúcares de productos que consumimos con habitualidad.  Algunos profesores han confeccionado una ficha de trabajo que ha sido cumplimentada ad hoc durante la visita.