Estudiantes de una quincena de institutos de Málaga se entrenan en reanimación cardiopulmonar

En el Complejo Deportivo de la universidad de Málaga se dieron cita ayer, con motivo del Día Europeo de la Parada Cardiaca, unos 1.500  estudiantes de una quincena de Institutos de Educación Secundaria y Bachillerato de Málaga, que fueron entrenados en reanimación cardiopulmonar por 60 instructores que participan en esta iniciativa de forma voluntaria y que forman parte de las instituciones colaboradoras, como son el servicio provincial del 061, las delegaciones de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y de Educación, y los hospitales Regional y Universitario Virgen de la Victoria de Málaga.

Además, colaboran las áreas de Gestión Sanitaria Norte de Málaga y Este de Málaga, los distritos sanitarios de Málaga-Guadalhorce y Costa del Sol, la Asociación Expacientes de la Unidad de Medicina Intensiva (Expaumi), el Plan Nacional de RCP, el Colegio de Médicos de Málaga y su Escuela de RCP, el SAMU, el Consorcio Provincial de Bomberos, Cruz Roja y la Panificadora Salvador.

A la Jornada de formación masiva han asistido la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, junto a la delegada territorial de Salud, Ana Isabel González; y el director gerente de la EPES, Luis Olavarría.

Durante las sesiones formativas, los asistentes pusieron en práctica los consejos y recomendaciones para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que han aprendido la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una parada cardiorrespiratoria (PCR), lo que se ha llamado la ‘Cadena de Supervivencia’.

La parada cardiaca (PCR) es la principal causa de muerte prematura en España y en los países de nuestro entorno. En la mayoría de los casos, su origen es cardiaco y se denomina muerte súbita cardiaca y puede afectar a personas jóvenes en una proporción importante. Se estima que su incidencia en Andalucía es de 19,5 por cada 100.000 habitantes y año, de las que más de la mitad, ocurren en el domicilio.

En España, el inicio de las maniobras de reanimación cardiaca por parte de testigos antes de la llegada de los servicios de emergencias se cifra tan solo en el cinco por ciento, aunque en Andalucía esta cifra alcanza el 30 por ciento, gracias a la puesta en marcha del apoyo telefónico a la RCP básica desde los centros coordinadores de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias.