Unos 9.300 escolares estudian este curso en los centros educativos de Torremolinos

La Consejería de Educación invierte casi 300.000 euros en las obras de mejora de dos colegios

Alrededor de 9.300 escolares cursan las distintas enseñanzas no universitarias en los centros educativos ubicados en el municipio de Torremolinos, en los que son atendidos por 659 docentes.

El pasado 1 de septiembre se incorporaron a las aulas los 608 niños y niñas matriculados en el primer ciclo de educación infantil, el 11 de septiembre los 5.167 de segundo ciclo de educación infantil y de primaria y el 15 de septiembre 4.132 de ESO, bachillerato y fo rmación profesional.

La delegada territorial de Educación, Patricia Alba, acompañada por el alcalde de Torremolinos, José Ortiz, y el concejal de Educación, César Carrasco, han visitado el CEIP La Paz con motivo del comienzo del curso escolar 2017-18.

La Consejería de Educación ha invertido más de 41.000 euros en obras de remodelación de aseos, saneamiento y adecuaciones varias en este centro. Concretamente, se han demolido los antiguos aseos y se ha construido uno adaptado vinculado al aula específica. Asimismo se ha ejecutado un nuevo módulo de aseos de apoyo al comedor y sus respectivas conexiones a saneamiento y la red general.

La delegada ha destacado “que las obras solicitadas durante el mes de abril del pasado curso escolar han sido atendidas y acometidas con la mayor diligencia posible a fin de que estuvieran satisfechas de cara al año académico presente”.

Patricia Alba ha añadido que “esta actuación es una muestra más del esfuerzo que realiza la Consejería de Educación para adaptar los centros docentes a las necesidades de las personas con discapacidad”.

El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, ha mostrado su agradecimiento a la Consejería de Educación y especialmente a su delegada, Patricia Alba, “por responder tan eficazmente a las demandas de nuestros colegios” y ha destacado la apuesta decidida de la Junta de Andalucía “en la mejora de nuestros niños y niñas en materia educativa”.

Con posterioridad se han dirigido al CEIP Ciudad Palma de Mallorca de la misma localidad, en la que la Consejería ha sustituido aproximadamente 2.427 metros cuadrados de placas de fibrocemento de las cubiertas de los edificios que componen el centro, además de todos los elementos que contienen dicha sustancia como canalones y bajantes, obras que cuentan con un presupuesto de 249.000 euros.

Todas estas intervenciones se enmarcan en la planificación para la retirada progresiva del amianto en las infraestructuras educativas aprobada por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía el 5 de julio de 2016.

Las actuaciones realizadas en estos dos centros educativos benefician a unos 1.500 escolares.