El nuevo modelo de ayudas al primer ciclo de Infantil elevará el número de centros, plazas y bonificaciones a las familias

El Consejo aprueba un decreto ley para favorecer la escolarización de los menores de tres años con un sistema más equitativo y garantista

El Consejo de Gobierno ha aprobado el Decreto Ley de Medidas Urgentes para Favorecer la Escolarización en el Primer Ciclo de Educación Infantil en Andalucía. Según las previsiones de la Consejería de Educación, la norma permitirá aumentar el próximo curso en 12.000 las plazas ofertadas para menores de tres años, hasta alcanzar las 110.000, así como situar en 43.000 (7.500 más) la cifra de los de cero a dos años con acceso gratuito a esta prestación esencial para el éxito educativo y la conciliación laboral y familiar. Asimismo, se aumentan las bonificaciones a las familias.

Como principal novedad, cualquier centro público o privado autorizado podrá  adherirse al programa de ayudas previsto en el decreto ley, lo que implica que más usuarios accederán a una plaza con las condiciones de admisión en igualdad establecidas por la Junta. En la actualidad, hay 1.610 centros educativos de esta etapa que ofertan a través del sistema público y se podrían incorporar otros 642. Con el nuevo modelo se apoya a un sector fundamentalmente basado en la economía social, que ha crecido exponencialmente en los últimos años y que actualmente supone más de 15.000 empleos directos.

La segunda gran novedad es que se mejora la progresividad de las ayudas que se otorgan, pasando de cuatro tramos correspondientes al 100%, 75%, 50% o 25% del precio a nueve, del 100%, 80%, 70%, 60% y así sucesivamente hasta el 10%. El objetivo es adaptarse a las condiciones socioeconómicas de las familias y llegar a aquellas con mayores necesidades. La bonificación del 100% del coste supone un ahorro máximo por plaza de 3.067,68 euros al año.

Asimismo, se establece la concurrencia competitiva como procedimiento para la concesión de estas ayudas. El criterio de priorización de las solicitudes será la renta per cápita anual de la unidad familiar y, en casos de empate, la edad del niño. Las ayudas se otorgarán a las familias, que cederán su cobro a los centros y abonarán a estos la diferencia con el precio establecido.

Los centros actuarán como entidades colaboradoras de la Administración. Para ello, deberán firmar un convenio con la Consejería de Educación con las condiciones y obligaciones que asumen. Respecto a los gastos de gestión, recibirán una compensación económica en función del alumnado bonificado.

El nuevo modelo también determina el precio máximo por plaza para no perjudicar a las familias, que se mantiene en 278,88 euros por un servicio de ocho horas y comedor. Los centros que participen en el programa deberán respetarlo y no superarlo en ningún caso. El mínimo será de 247,51 euros para ganar en competitividad sin menoscabar la calidad del servicio.

Por otra parte, los requisitos y criterios de admisión del alumnado seguirán siendo los mismos, es decir, podrán solicitar plaza los representantes legales de menores cuya edad esté comprendida entre las 16 semanas y los tres años. Asimismo, se podrá solicitar plaza escolar para niños en fase de gestación cuando su nacimiento esté previsto que tenga lugar con 16 semanas de antelación al comienzo del curso. En el caso de que no alcancen las 16 semanas a 1 de septiembre y se escolaricen en fecha posterior en una plaza vacante, las familias podrán solicitar la ayuda a través de una convocatoria extraordinaria.

Gratuidad

La Junta mantiene la gratuidad de esta enseñanza para las familias andaluzas con más de tres hijos matriculados en el Primer Ciclo de Educación Infantil; las víctimas de violencia de género o terrorismo; cuando existan circunstancias sociofamiliares que originen carencias o dificultades en la atención de las necesidades básicas de los menores; familias en riesgo de exclusión y aquellas cuya renta per cápita sea inferior al 0,5 del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) o del 0,75 en caso de familias monoparentales.

El decreto ley defiende un modelo más abierto, equitativo, garantista y solidario en una enseñanza que, según la legislación estatal, no es obligatoria, universal ni gratuita. Andalucía es la comunidad que más fondos destina a este servicio socioeducativo, con 175,4 millones de euros este año, un 3,7% más que en 2016.

El plazo para la adhesión de los centros al Programa de ayuda a las familias para el fomento de la escolarización en el Primer Ciclo de Educación Infantil se abrirá cada año del 15 al 31 de enero. Para el próximo curso 2017/18 se establece entre el 30 de marzo y el 7 de abril.

La reserva de plaza y solicitud de ayuda para menores que ya estén recibiendo el servicio se establece del 24 de abril al 8 de mayo. Los puestos escolares vacantes se publicarán el 9. A partir del día siguiente y hasta el 26 de mayo las familias de nuevo ingreso podrán presentar las solicitudes de admisión y pedir la ayuda. La formalización de la matrícula se realizará entre el 22 de junio y el 5 de julio.