Y se abrió el telón de los sueños

Y se abrió el telón de los sueñosEl pasado jueves 26 de enero un grupo alumnos y alumnas titiriteros del CEIP Custodio Puga de Torre del Mar, visitó el Materno Infantil de Málaga para inaugurar el I Encuentro de Teatro Escolar del Aula Hospitalaria, para esta ocasión tan especial, estrenaron la obra: Cañadú y la varita mágica, una representación inspirada en el clásico de la compañía de Miguel Pino, Peneque Valiente, que para el estreno de la obra no dudó en visitar a su primo Cañadú para salvar a la Princesa Leo, Mari Flor Olorosa y Florinda la más Linda del plan de la Bruja Lola y la Hada Maléfica. Cañadú y Peneque Valiente con la ayuda del público, una varita mágica y la frase de Gandhi “No hay camino para la paz, la paz es el camino” lograron convertir a las malas malísimas en buenas buenísimas y que todos los niños y niñas vivieran en paz y armonía.

Y se abrió el telón de los sueñosTodo ha sido creado de la nada, no teníamos guión previo, pero sí a nuestro personaje Cañadú, teatro de títeres, vaya de lo que se dice nada de nada. Pero teníamos a nuestro favor, la ilusión. Fueron muchos los recreos de ensayos, donde el alumnado se involucró junto con el Director del Centro en crear un guión, cada media hora, era un logro de una futura puesta en escena. El teatro de títeres fue creando forma en un dibujo, después quedó plasmado en el buen hacer de nuestro compañero Antonio tutor de 2º de E.P. y Mª del Mar, Monitora Escolar. ¡Nos quedó chulo! Para hacer los muñecos de títeres, contamos con la inestimable ayuda de Françoise y Claudia, ya nuestra costurera de cabecera, ya que cuenta con una dilatada trayectoria en estos quehaceres.

Y se abrió el telón de los sueñosCon motivo de la celebración del Día de la Paz, llega el día del estreno, nervios y ganas contenidas. Nos vamos para el Aula Hospitalaria. Todo está dispuesto, contamos con la ayuda de todos y todas: padres, madres, alumnado y demás miembros de la Comunidad Educativa. Sí, y llega el día, después de dos meses de ensayo, creemos estar preparados, ilusión no nos falta, nos sobra miedo escénico. Nos templó el montaje del teatro en el Aula Hospitalaria, la prueba de sonido, salió perfecta y los consejos de Antonio Pino, dentro de nuestro teatro antes de comenzar, nos relajó bastante. Preparados, solo nos quedaba disfrutar de la experiencia.

Sí que disfrutamos, compartimos risas y la alegría de nuestros personajes. No paramos dentro del teatrillo, éramos muchos y teníamos que organizarnos, nos ayudábamos unos a otros, todo tendría que salir perfecto. Peneque no tenía guión e improvisó con Cañadú y nuestros personajes. Gajes del oficio, eso solo puede hacerlo nuestro Peneque.

Y se abrió el telón de los sueñosPara los pequeños titiriteros ha supuesto una experiencia muy positiva y emocionante, ya que han estrenado su obra en una clase muy especial. Han compartido un momento maravilloso, mágico con compañeros dentro de un entorno diferente, pero con las mismas ganas e ilusiones. Ello ha tenido una repercusión muy positiva sobre nuestro alumnado, deseando que el II Encuentro de Teatro Escolar sea corto. Nos vemos el próximo año, con muchísimas más ganas e ilusión si cabe.

Gracias, gracias, gracias.