Shannon Flood, Auxiliar de Conversación en el CEIP El Morche

La auxiliar de conversación del CEIP  El Morche  de Torrox Costa comparte sus vivencias a través del blog de Plurilingüismo en en Málaga.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAMe llamo Shannon Flood y soy una estadounidense de 32 años. Estudié antropología y filosofía en Rhode Island College y obtuve un máster en lingüística de español en Middlebury College. Este año escolar soy auxiliar de conversación en Colegio El Morche en Torrox Costa, Málaga y trabajo con los alumnos de primero a sexto.

Desde el primer momento en el colegio, me he sentido muy bienvenida por todos en el centro porque hay un ambiente de respeto y apoyo entre todos los compañeros. Si tengo cualquier duda, me siento libre de preguntar al coordinador bilingüe, a la directora o a los otros compañeros que se han convertido en otra familia para mí aquí en España. Tengo que destacar la dedicación y la ética del trabajo que hay en el colegio y la disposición de ayudar el uno al otro en los proyectos. Charlar con los profesores durante los recreos ayuda a fomentar una buena relación, no solo a nivel profesional, sino personal. Valoro mucho la oportunidad de compartir experiencias sobre mi vida tanto en los Estados Unidos como en España y aprender sobre las vidas de mis compañeros.

Durante este año he hecho varias actividades en el colegio. Por ejemplo, en una clase de primero, trabajo con rutinas al principio de cada clase porque la repetición es una flashcards with numbers1-1clave en el aprendizaje de un idioma. Trabajamos los siguientes temas con “flashcards”: los números, los colores, los días de la semana y el tiempo, entre otros. No solo les hago preguntas a los alumnos, sino pido que ellos vengan al frente de la clase y les hagan preguntas a sus compañeros. Este método es efectivo por algunas razones: primero, a los niños les gustan salir como protagonista al frente de la clase y participar en la actividad y, segundo, al haber estudiado los errores comunes que comenten los nativohablantes de español al aprender el inglés. Sé que les suele costar formar preguntas con el orden correcto de palabras, pero es un buen método donde los alumnos practican cómo formar preguntas con la forma correcta y no solo practican cómo contestar preguntas.

Además, a los niños lo que más les gusta es una canción “The Weather Today” porque escojo a un niño cada día para venir al frente de la clase a cantar conmigo y, a la vez, hacer gestos relacionado con el tiempo: lluvia (mover las manos desde arriba hacia abajo), nubes (dibujar un nube en el aire con los dedos), viento (soplar) y sol (hacer un circulo grande con las manos). Así los niños hacen un enlace entre las palabras del tiempo en inglés y los gestos que las representan. A lo largo del año, he visto un gran avance en las habilidades de los alumnos de describir el tiempo y se nota que prestan más atención cuando lo pasan bien aprendiendo con canciones o bailes.

En cuanto al pueblo, El Morche está en Torrox Costa que tiene “el mejor clima de Europa” y, este año escolar, lo he comprobado que sí, es verdad. Por ejemplo, casi siempre que cantamos “The Weather Today”, decimos: “It’s sunny today”. El colegio está situado en la playa y es un lujo ver el mar desde las ventanas del aula. La ciudad de Málaga es encantadora porque no es una ciudad tan grande como Madrid, pero sí bastante grande para conocer a gente internacional y participar en actividades de una ciudad. No solamente tiene museos y teatros grandes, sino también algunos sitios acogedores donde hay teatro independiente donde se puede disfrutar de una obra representada en español o donde se puede asistir a lecturas de poesía en español. Y, sin duda, no se puede olvidar la importancia de la costa en Málaga ciudad donde se puede pasear y correr por la playa y participar en actividades como yoga. Por todas estas razones, he disfrutado muchísimo de vivir aquí en Málaga.

También, ser auxiliar de conversación ha sido una experiencia inolvidable porque he aprendido mucho tanto a nivel personal como a nivel profesional. Primero, a nivel personal he podido integrarme en la cultura en España y hacer amigos españoles y, al aprender más sobre la cultura, he podido mejorar mi español porque el idioma está ligado a la cultura. Cuando aprendo sobre otras culturas, me deja ver mi propia cultura de otra perspectiva. Y, segundo, a nivel profesional, he aprendido sobre el sistema educativo en España y sobre las técnicas de enseñanza de mis compañeros que me han ayudado a mejorar mis propias técnicas de enseñanza.

Por otro lado, creo que uno de los aspectos más estresantes de mudarse a otro país/ciudad es la búsqueda de alojamiento. Busqué alojamiento en Internet, y al final, encontré alojamiento por el “boca a boca”.  Cuando llamé para informarme sobre un piso la dueña me informó que ya se había alquilado el piso y le pregunté si supiera de una habitación libre por el centro de Málaga. Entonces, me dio el número de un amigo suyo que, al final, tenía alojamiento libre. Vivo en el centro de Málaga y cojo transporte público al colegio porque resulta más conveniente vivir en el centro donde se puede encontrar de todo. Como ya hablaba español, fue más fácil poder comunicarme con gente en la búsqueda y hacerles preguntas adecuadas sobre el alojamiento. Para las personas que tengan un nivel básico de español, recomiendo que escriban una lista de algunas preguntas en un papel como un guía antes de llamar a los caseros preguntando sobre las habitaciones por si se ponen nerviosos y pierden el hilo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En conclusión, recomiendo a futuros auxiliares que intenten sumergirse en la cultura española y que hagan un esfuerzo extra en hacer las tareas de un auxiliar de conversación porque los profesores y los niños van a agradecer vuestra ayuda. Los auxiliares no estamos aquí en España solo para enseñar la gramática y la pronunciación de inglés; estamos aquí también para despertar el interés de los niños en otras culturas e idiomas. A través de la educación y la comunicación intercultural, creamos un enlace entre gente y culturas distintas. En mi opinión, desarrollar la curiosidad es la chispa del aprendizaje y, si los niños les interesa preguntarnos sobre la vida en nuestros países de origen, debemos compartir nuestra experiencia con ellos. Y, sobre todo, los alumnos aprenden más cuando lo pasan bien con canciones y bailes, así que no tengáis miedo de cantar y bailar con ellos.