La educación malagueña conmemora el Día escolar de la No violencia y la paz

Foto Dia de la PazRuiz Espejo preside el acto en el IES Carlinda, ganador del Premio Nacional de Educación en la modalidad de Fomento de la Convivencia Escolar

El sector de la educación malagueña ha conmemorado hoy el Día escolar de la no violencia y la paz, una celebración instaurada el 30 de enero en recuerdo de la fecha en que murió el Mahatma Gandhi.

Los colegios e institutos de la provincia han celebrado en sus instalaciones numerosos actos conmemorativos y a favor de la paz, entre ellos el que ha tenido lugar en el IES Carlinda de la capital malagueña, en el que han participado un centenar de estudiantes y que ha estado presidido por el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo.

En este acto los estudiantes han leído un manifiesto a favor de la no violencia y se han entregado “los mini nobel de la paz” a los alumnos y alumnas que más han destacado en cada curso por su colaboración y apoyo con los demás.

El delegado del Gobierno ha destacado la importancia de la educación en valores para los jóvenes que se lleva a cabo en los centros, y ha resaltado la labor que se lleva a cabo en este centro educativo, que en la última edición de los Premios Nacionales de Educación en la enseñanza no universitaria fue elegido ganador de la modalidad de Fomento de la Convivencia Escolar por su proyecto “Que no se te vaya la pinza, la paz comienza aquí”. El premio estuvo dotado con 10.000 euros.

Ruiz Espejo ha tenido palabras también en este día para el militar malagueño Francisco Javier Soria, muerto en Líbano, resaltando que “personas como él y sus compañeros trabajan en muchos países del mundo con conflictos para tratar de mejorar sus condiciones y conseguir la paz”.

Este año el lema elegido por el IES Carlinda para la celebración y el trabajo en torno al Día de la Paz ha sido “Lánzalo, por un mundo mejor”, inspirado en la canción del joven artista Abraham Mateo.

“Nuestro empeño como centro ha sido provocar desde todas las áreas una reflexión en el alumnado que les permita ver la realidad existente en el mundo a nivel de conflictos bélicos y la ausencia de justicia social de múltiples maneras”, según ha explicado el director del instituto Manuel González.

EL objetivo del IES Carlinda ha sido conseguir que el alumnado entienda que “no hay camino para la paz, que la paz es el camino”…y que la única manera de cambiar las cosas es que ellos se cambien a si mismos y permitan que poco a poco y entre todos y todas consigamos otra forma de relacionarnos, otra manera de ver nuestras vidas y por encima de todo una mejor valoración del privilegio que tenemos al vivir en el primer mundo. De esta manera nuestro día de la Paz se convierte en otra manera más de luchar contra el absentismo, la desigualdad y la desilusión con la que a veces convivimos.