Un proyecto de alumnos del Instituto Politécnico Jesús Marín obtiene el primer premio en el Concurso Nacional de Mobiliario Urbano Sostenible

jmarin3Los alumnos de 2º curso del Ciclo Formativo de Grado Superior de Proyectos de Edificación del Instituto Politécnico Jesús Marín Jeff Berantzino Abildgaard, Sergio Díaz Fernández y Samuel Castillo Arias han obtenido el primer premio en el Concurso Nacional de Mobiliario Urbano Sostenible, fallado el día 9 de mayo en las instalaciones de Arizmendi Ikastolak, organizadora del evento, en Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa).

El concurso va dirigido a los ciclos superiores de la familia profesional de Edificación y Obra Civil. En esta sexta edición, el motivo de diseño ha sido una farola de alumbrado público. Se han presentado 62 paneles, participando un total de 13 institutos de toda España. Los alumnos, tras cuatro meses de trabajo, presentaron un diseño orgánico, basado en la hoja del Ginkgo Biloba, árbol asiático único de su especie, al que pusieron por título ENERGINKGO.

Aunque la viabilidad del proyecto es uno de los parámetros que valora el jurado, el concurso consiste en presentar un panel en el que se exprese mediante gráficos la estética, materiales y características más importantes del diseño propuesto.

La primera tarea ha sido modelar una forma atractiva sin perder de vista la materia prima y tecnología con que se iba a fabricar. Tras varios intentos fallidos de realizar una geometría atractiva, se decidieron por investigar motivos vegetales. En esta fase, se desecharon tulipas para alojar las lámparas en forma de trébol, hoja de hiedra y tulipán. Por último probaron con la hoja de Ginkgo que fue la elegida.

Para garantizar la sostenibilidad, se pensó en un sistema autónomo de producción eléctrica mediante placas fotovoltaicas y un molino de viento que complemente el primer sistema en días nublados o periodos con menos horas de asoleamiento.

jmarin1Una vez modelada una superficie cóncava, que facilita la evacuación rápida del agua de lluvia, tuevieron que diseñar un mástil acorde con la tulipa. En este aspecto estaban limitados por los materiales y técnicas de fabricación, y eligieron aluminio reciclado, lo cual garantizaba la sostenibilidad del diseño. En este caso, la geometría debería ser relativamente sencilla, puesto que los fabricantes de mástiles de aluminio lo hacen por la técnica del moldeado. Finalmente el diseño elegido tiene forma de báculo, lo cual permite una buena integración de la farola prácticamente en cualquier ambiente.

La investigación sobre sistemas de iluminación más eficientes, llevó a elegir lámparas led; se realizaron los primeros intentos de panel con los modelos y decidieron desarrollar el panel con fondo negro. La farola permitía indagar la dualidad luz-oscuridad y/o día-noche. Por otra parte, la fuerza del diseño se perdía con perspectivas amplias y desde planos cercanos al suelo. Por lo tanto, se reconsideraron los primeros render realizados para hacerlos más cenitales, de forma que capten mejor la potencia de la propuesta.

La farola cuenta con un sistema de doble batería de almacenamiento de la energía producida. Mientras la primera batería garantiza la función iluminadora, la segunda puede destinarse a otros usos, como ofrecer recarga gratuita de dispositivos móviles (tablets, smartfones, video consolas,….) en lugares estratégicos, como paradas de autobús, parques infantiles, paseos marítimos, plazas públicas, etc. A los propietarios, de carácter privado o público, les ofrece la posibilidad de combinar varias farolas, para disponer de una recarga diaria a un automóvil eléctrico con el exceso de energía captada. Esta circunstancia contribuye a amortizar la inversión realizada y colaborar en los costes de mantenimiento.

Ahondando más en la eficiencia de los sistemas, se ha propuesto reducir la iluminación hasta el 40% en lugares poco transitados, como pueden ser polígonos industriales o avenidas de poco tránsito nocturno. Mediante sensores de presencia, aumentará la iluminación hasta el 100%, produciendo un efecto de acompañamiento luminoso a los vehículos y viandantes, efectuando un encendido de varias farolas por delante, mientras se van apagando progresivamente las de atrás.

El trabajo por proyectos es muy estimulante para los alumnos, en los cuales pueden trabajar por igual conceptos, procedimientos y actitudes. A los docentes les permite abordar problemas y soluciones a temas reales, en lugar de hacerlo de forma más teórica. Si trabaja por equipos, el docente es un miembro más, que coordina, dirige y orienta el esfuerzo de los alumnos.

jmarin2En el apartado de reconocimientos, agradecer a Arizmendi Ikastolak la creación del certamen EKOKALEAK, por proporcionar la oportunidad de aprender tantas cosas al realizar el trabajo presentado y por el acogimiento recibido por los participante en Arrasate-Mondragón.

También agradecer a la arquitecta Ana Villegas Barranco, por enseñar a realizar este tipo de presentaciones mediante paneles en su estancia en el departamento realizando las practicas del Master de Educación de la UMA el pasado curso.

Por último, comentar que el departamento de Edificación y Obra Civil del IES Politécnico Jesús Marín, es un departamento dinámico, que intenta sacar el máximo rendimiento de los alumnos al mismo tiempo que aprende con ellos. El sábado 17 de mayo participará con una ponencia en el congreso de realidad aumentada Auméntame 2014 en Granada. Actualmente está liderando un proyecto para realizar la maqueta del instituto, modelando 11 piezas, con una impresora 3-D, junto con los departamentos de Electrónica y de Imagen y Sonido.

Más información:

http://edificacionpolitecnico.blogspot.com.es/

https://www.facebook.com/edificacioniespolitecnico

https://twitter.com/edificacion_pol

http://www.politecnicomalaga.com/edificacion-y-obra-civil/

http://www.politecnicomalaga.com/