La Junta invierte algo más de novecientos mil euros en la Escuela Taller “El Algarrobal” de Alhaurín de la Torre

foto142 jóvenes de la localidad adquieren las competencias profesionales de cuatro especialidades

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte subvenciona con 901.137 euros la Escuela Taller “El Algarrobal” de Alhaurín de la Torre, en la que 42 jóvenes desempleados de la localidad reciben enseñanzas teórico-prácticas profesionales que se imparten.

La delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Patricia Alba, ha visitado las instalaciones de la Escuela Taller y se ha desplazado a las distintas ubicaciones donde el alumnado está realizando sus trabajos prácticos.

La Escuela Taller “El Algarrobal” imparte las enseñanzas profesionales de Carpintería metálica y de P.V.C., Documentación digital y electrónica, Jardinería y  Polimantenimiento de edificios.

Los proyectos de Escuelas Taller constan de una primera etapa de carácter formativo de iniciación y otra etapa de formación en alternancia con el trabajo y la práctica profesional.

Las enseñanzas teóricas se centran en la obtención (para quien no lo posea) del título académico de graduado en educación secundaria obligatoria con cierto número de clases a la semana, mientras que el resto de las actividades formativas se destina a la adquisición de diversas competencias profesionales.

foto4Patricia Alba ha destacado el esfuerzo que está realizando la Junta de Andalucía respecto a la formación para el empleo “en unos momentos en que Gobierno de España ha reducido a la mitad los recursos económicos destinados a este tipo de formación, justo cuando es más necesario mejorar las competencias profesionales de los desempleados”.

En el caso concreto de las Escuelas Taller ha destacado “que proporcionan a los jóvenes una nueva oportunidad para obtener el título de Graduado en Secundaria, imprescindible para el acceso al mercado laboral y la continuación de sus estudios”.

Los proyectos de Escuelas Taller están destinados a mejorar la inserción laboral de personas desempleadas menores de 25 años e inscritas en el Servicio Andaluz de Empleo y en ellos el aprendizaje y la cualificación se alternan con un trabajo productivo en actividades relacionadas con la recuperación o promoción del patrimonio artístico, histórico, cultural o natural; con la rehabilitación de entornos urbanos o del medio ambiente; la recuperación o creación de infraestructuras públicas, así como con cualquier otra actividad de utilidad pública o social que permita la inserción, a través de la profesionalización y adquisición de experiencia de los participantes.

Todos los proyectos incluyen módulos obligatorios de formación básica en informática, prevención de riesgos laborales, sensibilización medioambiental, igualdad de género y para colectivos desfavorecidos y fomento de la actividad emprendedora.