Premios Martín Aldehuela a la Convivencia 2013

grupo 2013Como en cursos anteriores el IES Martín Aldehuela ha hecho entrega de los Premios Atanasio Carro y Martín Aldehuela a la Convivencia 2013.

Los Premios Atanasio Carro reconocen al alumnado que destacan en los valores de convivencia defendidos en la escuela y están instituidos en recuerdo del profesor del mismo nombre. Recayeron en esta ocasión en Marina Hueto, Cristina Ojeda, Marta Díaz, Rocío Sánchez y Tarik Nbighia.

grupo 2013bHizo entrega de los mismos el inspector Juan José Casado. En nombre del grupo, Marina Hueto, visiblemente emocionada, tuvo palabras de gratitud para todo el Centro, para las familias, que les habían inculcado esos valores, y para quienes iban a recibir los Premios Martín de Aldehuela, de quienes destacó su ejemplo.

Por su parte, los premios Martín Aldehuela fueron  para los Ángeles Malagueños de la Noche, por su labor desinteresada, conocida por todo el mundo, ayudando y dando cariño y esperanza a quienes lo necesitan. Su presidente no pudo contener las lágrimas cuando subió a recoger el galardón, el cual agradeció vivamente, recordando que todas y todos tenemos un enorme potencial para ayudar a los demás.

También obtuvo dicho premio Joaquina Domínguez, “Tati” (a título póstumo) y la Asociación Andagoya, por su labor incuestionable a favor de la solidaridad, la justicia y el desarrollo de los pueblos. Especialmente, en el caso de la asociación, por su labor en Colombia, y en el caso de Tati, porque su persona era un ejemplo de compromiso desinteresado, firme y decidido en todas las causas –que no fueron pocas- en las que se implicó, haciendo realidad la frase, no por usada menos cierta, de que otro mundo es posible. Sus familiares Blanca Giles, amiga personal de Tati, recibieron el premio con mucha emoción.

grupo 2013ePara finalizar Iñaki Gabilondo tuvo la gentileza de hacer un hueco en su apretadísima agenda para estar unas horas con nosotros, lo que le honra especialmente, se convirtió en protagonista.

En su intervención manifestó sentirse ascendido a la categoría de Tati y de los Ángeles Malagueños, porque sus méritos son mayores que los suyos propios, asimismo, tuvo palabras de elogio para el acto celebrado y para el Instituto, del que dijo: “tiene las ideas muy claras”. Añadió: “todo esto es verdad”, felicitó a las alumnas y al alumno que habían recibido el premio, y les advirtió que esta es la verdad, y que deben mantenerla siempre, porque cuando salgan de aquí, tendrán la tentación de pensar que la verdad es otra.

Con un homenaje por parte del alumnado al profesor Jesús Martínez Ramos, por haber sido durante tantos años el alma de la convivencia en el Instituto, acabó este emotivo acto, que estuvo amenizado en la parte musical por el grupo Latino Turner.