I Jornada Educativa para la Inclusión Social

El pasado 21 de marzo de 2013 se celebró la I Jornada Educativa para la Inclusión Social, en la que se trató el tema de la prevención del absentismo y el fracaso escolar.

El acto fue inaugurado por la Delegada de Educación, Cultura y Deporte de Málaga, Patricia Alba y estuvo estructurado en dos partes. En la primera, el profesor titular de la Facultad de Ciencias de la Educación, Miguel Sola Fernández ofreció la ponencia La Educación, ámbito de transformación social; y en la segunda, de carácter más técnico, giró en torno al debate que surgió de la Mesa Redonda titulada La brecha educativa. Aunando Esfuerzos, en la que participaron los responsables de Protección, Prevención y Fiscalía de Menores, así como la coordinadora del área de Compensación Educativa, el Inspector Jefe del Grupo II de Menores, la vicepresidenta de FDAPA y una representante de los Servicios Sociales Comunitarios de Málaga.

jornadaseducativas-1Al acto asistieron un total de 170 personas, destacando entre ellas el personal docente de los centros educativos de Compensación Educativa, trabajadores/as y educadores/as sociales de la provincia, así como responsables de los centros de Servicios Sociales Comunitarios de distintos ayuntamientos y asociaciones sin ánimo de lucro que intervienen en los centros educativos en la prevención del absentismo.

El objetivo de esta I Jornada ha sido estudiar las principales causas del absentismo escolar de nuestra provincia y cómo repercute éste en el éxito del alumnado. Asimismo, se expusieron las actuaciones que se llevan a cabo desde los distintos sectores mencionados anteriormente y se planteó la necesidad de aunar criterios estableciendo un Protocolo de Actuación común, contextualizado en el Plan Provincial de Absentismo Escolar que será elevado a la Comisión Provincial.

Por otra parte, los centos educativos IES Vicente Espinel de Málaga y el IES Valle del Sol de Álora presentaron su proyecto de Buenas Prácticas en el que hicieron especial hincapié en la importancia de la prevención de esta lacra social y la colaboración con las familias.

Cabe destacar la intensa participación del público asistente, que coincidió en poner de manifiesto que el absentismo y el fracaso escolar no es sólo una cuestión educativa, sino también social, ya que conduce a situaciones de marginalidad que repercuten negativamente en el futuro de un país. En este sentido, es imprescindible afrontar el programa desde una perspectiva integral y conciliadora tanto desde los centros educativos, como desde las diferentes administraciones implicadas.