Alumnos de Primaria del CEIP Colmenarejo, de la barriada malagueña de Campanillas, premiados por AENA

El Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Colmenarejo, ubicado en la barriada malagueña de Campanillas, ha ganado el premio de la primera edición del reto Aeropuertos Verdes de la Fundación Aena con un trabajo que se centra en la reducción del ruido de los aviones mediante el ahorro de energía a través de los recursos renovables.

   Los ganadores son seis alumnos de quinto y sexto de Primaria que han recibido este jueves un diploma y, como premio, han visitado la torre de control del aeropuerto de Málaga-Costa del Sol junto a sus compañeros de clase.

   El director del aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, Salvador Merino, ha entregado este premio junto a la directora gerente de la Fundación Aena, Teresa Díaz-Caneja, quien ha destacado la importancia de concienciar a los más pequeños: “espero que esta experiencia, que os ha acercado a los aeropuertos como infraestructuras sostenibles al servicio del territorio y las personas, os guía siempre en el futuro”.

   En el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol participaron en este reto 500 estudiantes de los colegios públicos Bergamín, Colmenarejo, Simón Bolívar, Maruja Mallo, Francisco de Quevedo y Tierno Galván. Durante seis jornadas, entre el 1 y el 12 del pasado diciembre, los escolares, distribuidos en grupos de 24, comprobaron “las ventajas de una gestión sostenible y el compromiso de Aena en hacer de los aeropuertos infraestructuras respetuosas con el medio ambiente”.

   La iniciativa consistió en un recorrido por el recinto aeroportuario, con especial atención en las instalaciones y sistemas “que contribuyen a que sea una infraestructura sostenible”, como la planta de tratamiento de residuos del aeródromo y en el desarrollo de talleres, en los que aprendieron los beneficios de ejecutar un ‘aterrizaje verde’ –sistema que desde 2010 reduce en todos los aeropuertos españoles el impacto medioambiental y acústico–.

   La entrega de diplomas y la visita a la torre de control es el punto y final a esta experiencia que arrancó en octubre y que se ha realizado en cinco aeropuertos de la red de Aena: Barcelona-El Prat, Gran Canaria, Málaga-Costa del Sol, Madrid-Barajas y Santiago, con más de 150 talleres en los que han participado 3.500 escolares de más de 30 centros educativos públicos.