La Junta de Andalucía proporciona atención educativa a los menores alojados en la Casa Ronald McDonald de Málaga


Se trata de la primera institución de este tipo en España que cuenta con este servicio

La Consejería de Educación garantiza la atención educativa de los menores alojados en la Casa Ronald McDonald de Málaga a través del equipo de maestras de atención educativa domiciliaria, que se desplazan regularmente a sus instalaciones, y del CEIP Ciudad de Mobile de forma que se regulariza la situación tanto de los niños y niñas enfermos, como la de sus hermanos, y se garantiza su escolarización.

La delegada territorial de Educación de Málaga, Patricia Alba, ha alabado en la visita realizada esta mañana “la labor que realiza esta institución para facilitar las condiciones materiales de los menores hospitalizados y sus familias en unos momentos difíciles y que en ocasiones se prolongan en el tiempo”.

También ha afirmado que “la Delegación Territorial de Educación a través de las profesoras de atención domiciliaria y hospitalaria hace efectivo el derecho a la educación de estos seis menores, pero sobre todo colabora para crear un ambiente de normalidad y afecto, haciendo más llevadero el día a día de estas largas estancias”.

La Fundación Infantil Ronald McDonald se ocupa de construir y mantener unos hogares ubicados cerca de los mejores hospitales pediátricos del país, denominadas Casas Ronald McDonald, que alojan pacientes pediátricos que reciben tratamientos médicos de larga duración, junto con sus familias.

La Casa de Málaga es la primera en tener en cuenta la educación como herramienta indispensable de normalización no sólo de la vida de los niños y niñas, sino también la de sus familias, y la primera en disponer de este servicio.

La Casa Ronald McDonald funciona como un gran hogar con capacidad para 14 familias, y es la residencia del alumnado de larga estancia en el Hospital, procedente de toda Andalucía y de parte de España. En nuestro país la primera Casa se estableció en Barcelona, la segunda es la de Málaga y posteriormente las de Valencia y Madrid.

El equipo de atención hospitalaria y domiciliara de la Delegación Territorial de Educación está compuesto por diez profesoras y ha atendido este curso escolar a casi 500 escolares que están hospitalizados durante largos periodos o reciben tratamientos prolongados en sus domicilios.

Share