IES Huelin se rebela contra la violencia de género con un impulso de creatividad


IES Huelin se rebela contra la violencia de género con un impulso de creatividadEl IES Huelin ha decidido celebrar el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, con un impulso de creatividad. Así pues, los Programas de Coeducación y de Creatividad Literaria no han querido conformarse con acercarse a este drama y comprenderlo, sino que han pensado rebelarse contra él y empezar a cambiarlo. Y han ido a buscarlo donde primero ocurre, donde se forma casi todo: en nuestra conciencia.

IES Huelin se rebela contra la violencia de género con un impulso de creatividadCon el trabajo de todo el Departamento del Lengua Castellana y Literatura, han planteado dos líneas de aproximación que llegaran a todo el alumnado de ESO. Por una parte, con los alumnos y alumnas de 2º de la ESO se comenzó a reflexionar sobre qué elementos nos hacen falta para abordar y cambiar el problema y cómo usarlos. Esa reflexión, quizá teórica y profunda, se convierte en algo sencillo y cercano si optamos por expresarla como una receta: ingredientes y preparación. Se trata de recetas exquisitas pero sobre todo equilibradas, como la “receta para cocinar una buena pareja” o la célebre “receta para el salario igualitario entre hombres y mujeres”. Hemos descubierto que son platos deliciosos que cualquiera puede cocinar, porque si buscamos bien seguro que en casa nos queda  una pizca de respeto y cien gramos de igualdad, o una taza de sonrisas, quizá incluso algún sobre de paciencia o una lata de cariño.

IES Huelin se rebela contra la violencia de género con un impulso de creatividadPor otra parte, los alumnos y alumnas de 3º de la ESO han abordado la cuestión desde una perspectiva más compleja y profunda, diferenciando muy bien dos momentos, uno de análisis, en el que observaron la realidad de forma crítica, y otro de acción, en el que la reelaboraron y recrearon hasta hacerla justa. Así pues, comenzaron por leer un viejo cuento medieval de El conde Lucanor (“Lo que sucedió a un mancebo que casó con una muchacha muy rebelde”) para comprender de que no todo lo que nos han transmitido siempre es aceptable. Como el cuento acababa con una moraleja que adopta la forma de un refrán, surgió la idea de buscar en el ámbito familiar refranes sobre la mujer. Sobra decir que el resultado fue aún peor, más machista y violento. Una vez finalizada esta parte de observación crítica, asumiendo que esas ideas no son aceptables, decidieron comenzar a cambiar esa tradición heredada. Comenzaron por jugar a descomponer el refranero, recortando y combinando parejas de versos hasta llegar a los resultados más desternillantes y absurdos. Finalmente, han terminado por reescribirlos a su gusto, buscando rimas e ideas justas que expresen valores con los que sí están de acuerdo.

Share