El colegio de Infantil y Primaria ‘María de la O’ de Málaga ha sido reconocido con el Premio al Mérito en la Educación


30481454862_0de3c4db82_kAdelaida de la Calle ha entregado los galardones correspondientes al curso 2015-16

La consejera de Educación, Adelaida de la Calle, ha entregado en el Palacio de Santa Telmo de Sevilla los Premios al Mérito en la Educación del curso 2015-16, cuyas Medallas de Oro han recaído en el orientador José Francisco Rueda Alba, en la maestra María Esther Diánez Muñoz y en el docente y pedagogo Sebastián Cano, quien ha desempeñado en los últimos años distintos cargos en la Consejería de Educación.

También han sido reconocidos con placas al Mérito en la Educación el Plan Integral del Distrito 5 de Huelva, la Asociación Jaén Acoge y el Colegio de Educación Infantil y Primaria ‘María de la O’ de Málaga.

Adelaida de la Calle ha destacado que la labor de los galardonados es un ejemplo de excelencia, “lo que siempre hemos ambicionado para nuestro sistema educativo”, y que espera contar con su “aliento” y “experiencia” en la próxima puesta en marcha del Plan de Éxito Educativo 2016-20, “con el objetivo de que cada uno de los casi dos millones de estudiantes alcance el éxito académico en función de sus capacidades, y no de las condiciones socioeconómicas que los rodean”.

La consejera se ha referido igualmente a la importancia de la educación en estos tiempos de cambios, así como a su capacidad para adaptarse a estas intensas transformaciones. En este sentido, De la Calle ha subrayado que el país “reclama la necesidad de un Pacto por la Educación y unas leyes educativas sólidas que, al contrario que la LOMCE, sean resolutivas con los problemas actuales, flexibles para afrontar la evolución educativa y de la sociedad y orientadas a la calidad, la innovación y la modernización, así como a la protección del alumnado y el profesorado y a la defensa de la educación como elemento de equidad e igualdad”.

Premiados con Medalla de Oro

La primera de las Medallas de Oro al Mérito en la Educación ha sido para José Francisco Rueda por su contribución imprescindible en la orientación educativa y la mejora de la atención al alumnado con necesidades educativas especiales. Orientador titulado en Psicología, actualmente es coordinador del Equipo Técnico Provincial de Orientación Educativa y Profesional de la Delegación Territorial de Educación de Almería.

María Esther Diánez Muñoz, maestra de Educación Primaria en el Colegio ‘Atalaya’ de Atarfe (Granada), ha obtenido el galardón por su compromiso con una educación pública de calidad a través de la innovación educativa. Diplomada en Magisterio y licenciada en Psicopedagogía, centra su trabajo en el desarrollo de acciones educativas intercentros y comunitarias dirigidas a la transformación y mejora social desde la escuela, a través de proyectos como ‘Ciencia a la carta’, ‘Andalucía, mejor en ciencia’, ‘Capacitados’ o ‘Un espejo en que mirarte’.

Por su parte, Sebastián Cano Fernández, docente y pedagogo, ha sido distinguido con el Premio al Mérito Educativo 2015 por su entrega y compromiso con la educación a lo largo de cuatro décadas. Su larga trayectoria profesional, iniciada como maestro en Sevilla y Estepa, ha estado jalonada de distintos destinos en todos los niveles y en la Consejería de Educación (director general, viceconsejero y consejero), que le han conferido un profundo conocimiento del sistema educativo andaluz.

El esfuerzo de Sebastián Cano por mejorar la educación y su eficacia en la gestión fue reconocida en 2007 con la Cruz de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio del Ministerio de Educación.

Los Premios al Mérito en la Educación, instituidos en el año 1998 para reconocer las contribuciones a la mejora de la calidad educativa, se conceden en una doble categoría. Junto a las medallas de oro destinadas a personas destacadas por su labor en este ámbito, se otorgan también placas a centros escolares, entidades e instituciones.

En esta categoría ha sido galardonado el Plan Integral del Distrito 5 de Huelva, movimiento de participación social y ciudadana, por su apuesta desinteresada por transformar la dura realidad de esta zona a través de acciones sociales, educativas, económicas y culturales Esta iniciativa puesta en marcha en el año 2000, de la que se benefician más de 15.000 personas, moviliza a unas 60 entidades públicas y privadas.

Placa para la Asociación Jaén Acoge

También ha sido distinguida con una placa la Asociación Jaén Acoge, por su contribución a la integración socio-educativa del alumnado perteneciente a distintos grupos culturales y lenguas maternas diversas, así como a la de aquellos estudiantes con un nivel formativo no coincidente por edades con las de este país.

Esta organización no gubernamental otorga entre sus líneas de trabajo un papel destacado a la educación, entre las que destacan medidas de prevención del absentismo escolar; información y acompañamiento en el proceso de escolarización; apoyo económico en la compra de libros y material escolar; asesoramiento sobre homologación de títulos, etcétera. Jaén Acoge imparte además charlas de sensibilización en centros docentes.

Por último, los Premios al Mérito en la Educación han reconocido con una placa el trabajo del Colegio de Educación Infantil y Primaria ‘María de la O’ de Málaga, por su labor de corrección de las desigualdades del alumnado a través de actuaciones encaminadas a favorecer el acceso a la educación, promover la cultura gitana, coordinar la participación de toda la comunidad educativa y mejorar y transformar el barrio desde la escuela.

Este centro articula así su proyecto en torno a la compensación educativa, la paz y la convivencia, para lo cual el equipo docente desarrolla numerosas iniciativas encaminadas a la promoción de un alumnado que precisa de una especial atención educativa, ya que crece en un entorno que condiciona su aprendizaje y su integración. Aunque ha recibido numerosos premios, el colegio se enorgullece especialmente de la consecución por su alumnado del título de Educación Secundaria Obligatoria, lo que se ha reflejado en la creación del mosaico ‘Mural de las Estrellas’, con los nombres de los estudiantes que han superado el reto junto a huecos en blanco que recuerdan que aún caben más y que sirve como estímulo.

PREMIOS AL MÉRITO EN LA EDUCACIÓN CURSO 2015-2016

MEDALLAS DE ORO

José Francisco Rueda Alba, coordinador del Equipo Técnico Provincial de Orientación Educativa y Profesional de la Delegación Territorial de Educación de Almería, por su compromiso y contribución imprescindible en las distintas funciones de la orientación educativa y en la mejora de la atención del alumnado con  necesidades educativas especiales.

José Francisco Rueda Alba, orientador titulado en Psicología, comienza su trayectoria profesional en los años 80 como impulsor del Plan de Desarrollo Sociocultural del Ayuntamiento de Pulpí (Almería). Poco después forma parte del grupo que llevó a cabo el Proyecto de los Almendros (Almería), iniciativa de compensación educativa y social que revoluciona el barrio y que, junto con otros proyectos de distintas provincias, fue el germen de los programas de compensación educativa de la comunidad andaluza.

A principios de los 90 trabaja en El Ejido, en los Equipos de Atención Temprana y Apoyo a la Integración, creados por la Consejería de Educación para apoyar las primeras experiencias de integración en centros ordinarios del alumnado con necesidades educativas especiales. Más tarde forma parte, como orientador, del Equipo de Orientación Educativa Alcazaba, en Almería, del que llegó a ser coordinador, y ejerció sus funciones como orientador en varios centros de la capital.

Desde hace trece años desarrolla las funciones de coordinación en el área de atención a las necesidades educativas especiales en el Equipo Técnico Provincial de Orientación Educativa y Profesional de Almería. Actualmente, es coordinador del equipo. Formó parte del grupo de trabajo que elaboró el protocolo de detección, identificación del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo y organización de la respuesta educativa.

Pepe Rueda, nombre por el que es más conocido, es hoy una referencia para la mayor parte de la comunidad educativa almeriense en el ámbito de la orientación y, más concretamente, en la atención al alumnado con necesidades educativas especiales. Su gran conocimiento, entrega y compromiso le hacen merecedor del aprecio y respeto de los distintos profesionales de la orientación, en particular, y de la educación, en general; también de las familias y equipos directivos de los centros de la provincia de Almería, así como de representantes del movimiento asociativo. Su carácter afable y servicial, su empatía con los profesionales y las familias, sus valores y principios de compromiso social son los principales aportes que pone al servicio de los demás en su trabajo diario.

María Esther Diánez Muñoz, maestra de Educación Primaria en el CEIP Atalaya de Atarfe (Granada), por su compromiso con una educación pública de calidad a través de la innovación educativa.

Esther Díanez, diplomada en Magisterio y licenciada en Psicopedagogía, centra su trabajo en el desarrollo de acciones educativas intercentros y comunitarias dirigidas a la transformación y mejora social desde la escuela. Ejemplo de estas acciones, de gran impacto social, esCiencia a la Carta’ en el año 2013, que generó varias acciones de innovación, entre ellos, el proyecto CREECE, Premio Nacional de Aprendizaje-Servicio en 2014, y el proyecto Somos Biodiversidad en 2015. Asimismo, ha participado en el programa Water Explorer de Naciones Unidas, con el que consiguió ser la escuela representante de España en el Encuentro Internacional celebrado en Londres  en 2016.

Siguiendo esta línea de trabajo, ha ejercido como asesora pedagógica e impulsora del programa ‘Andalucía, Mejor con Ciencia‘, desarrollado por la Fundación Descubre y cofinanciado por la FECYT. También ha coordinado la iniciativa Proyectando Futuro, desde 2013 al 2016, dirigida a la transformación del CEIP Atalaya y su incorporación a las metodologías activas e inclusivas, y el uso de la tecnología en la escuela, que obtuvo el Premio Nacional Escuelas para la Sociedad Digital en 2015, que otorga Fundación Telefónica.

Otro proyecto más reciente, ‘Capacitados’, basado en los principios de Investigación e Innovación Responsables (IIR) y orientado a mejorar la sensibilidad hacia los problemas de la población con diversidad funcional y a facilitar la accesibilidad de los espacios de la localidad, ha recibido el Premio Nacional Acción Magistral en 2016 y ha supuesto el ingreso del CEIP Atalaya en la Orden Civil de Alfonso X el Sabio.

En su búsqueda de nuevas perspectivas educativas, obtuvo una licencia durante un año para realizar en EEUU, en 2008, un proyecto de innovación docente sobre enfoques metodológicos desarrollado en la Universidad Central del Estado de Connecticut, así como varias licencias formativas en Finlandia, Praga, Italia, Estonia, y Dinamarca. Ejerce como colaboradora de formación del Centro de Profesorado de Granada y participa como ponente en congresos y jornadas para la difusión de prácticas relacionadas, principalmente, con el Aprendizaje-Servicio.

Como coordinadora del Plan de Igualdad, cabe destacar el proyecto ‘Un espejo en que mirarte’, galardonado con el primer premio en la VIII edición de los Premios Rosa Regás.

Su grado de implicación y compromiso, junto con el apoyo del equipo directivo y la participación de la comunidad educativa, le han llevado a liderar iniciativas que favorecen la inclusión y la innovación educativa.

Sebastián Cano Fernández, maestro y pedagogo de Sevilla, por su entrega y compromiso con la educación a lo largo de cuatro décadas.

Sebastián Cano, que inició su andadura educativa como maestro en Sevilla y en la localidad de Estepa donde llegó a ser director del Colegio público ‘Santa Teresa’, ha tenido una trayectoria profesional  jalonada de continuados destinos que le han permitido tener un vasto conocimiento de la actividad educativa en nuestra comunidad autónoma  en  todos los niveles.

Hasta llegar en el año 2000 a ser nombrado viceconsejero de Educación de la Junta de Andalucía, había ocupado diversos puestos de responsabilidad en la Consejería de Educación, entre ellos los de jefe de servicio y asesor de régimen académico. Entre 1996 y 2000 fue asimismo director general de Planificación y Ordenación Educativa.

Por su valía y conocimiento profundo del sistema, han confiado en él distintos consejeros y consejeras, por lo que ha desempeñado el cargo de viceconsejero de Educación entre los años 2000 y 2013, salvo entre enero y abril de 2008, en el que fue designado consejero. Su imprescindible presencia garantizaba la continuidad y aportaba estabilidad al sistema educativo.

Con una destacada visión de conjunto de todos los asuntos educativos, sobre Sebastián Cano recaía la interlocución con la compleja y variada comunidad escolar, destacando su tono dialogante con los sindicatos, con la patronal y con las asociaciones de madres y padres, buscando permanentemente el acuerdo por el bien del alumnado y de las familias andaluzas. Su esfuerzo por mejorar la educación y su eficacia en la gestión le han hecho merecedor de la Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, galardón con el que le distinguió en 2007 el  Ministerio de Educación. Es también Medalla de Oro de la Ciudad de Constantina e Hijo Predilecto de la misma.

PLACAS

Plan Integral del Distrito 5 de Huelva, por su compromiso social y su apuesta desinteresada por transformar la dura realidad del distrito en el que desarrolla una labor educativa y de transformación social.

El Plan Integral del Distrito 5 de Huelva da respuesta, desde el año 2000, a la compleja realidad de la zona, trabajando íntegramente de forma planificada y estratégica mediante un conjunto de actuaciones sociales, económicas y culturales. Los resultados se consiguen gracias a la solidaridad, ilusión, tolerancia, participación, independencia, sentido crítico y esfuerzo de todas las personas implicadas en este proyecto.

Este movimiento de participación social y ciudadana, que trabaja con más de 15.000 habitantes, organiza y moviliza a las más de 60 entidades públicas y privadas que participan en este proyecto común. La metodología y sus valores de trabajo, basados en el compromiso ciudadano, la corresponsabilidad en la lucha contra la exclusión, la posibilidad de realizar una aproximación multidimensional y una intervención multidisciplinar en el medio, así como la promoción de un tejido de acción social amplio y diverso, se constituyen como sus principales activos. Todo ello unido al trabajo constante de profesionales, vecinos, responsables políticos y demás capital humano que, pese a las adversidades, siguen alimentando la esperanza de esta población en situación de vulnerabilidad.

La iniciativa ha obtenido diversos reconocimientos, tanto a nivel nacional como internacional. Así, la Organización de las Naciones Unidas lo considera experiencia positiva y buena práctica en el Séptimo Catálogo de Buenas Prácticas; UNICEF lo reconoce dentro del VII Certamen de Buenas Prácticas, Derechos de la Infancia y Política Municipal; la Fundación CEPAIM lo selecciona como Buena Práctica en Acción Comunitaria Intercultural y lo incluye dentro del Catálogo en España y Europa; y la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía, en la modalidad de Voluntariado en Red, le otorga el 10º Premio de Voluntariado.  También tiene el reconocimiento por su Iniciativa Emprendedora y su Contribución al Desarrollo Económico Local otorgado por Andalucía Emprende, fundación pública andaluza, además de múltiples distinciones a nivel municipal por el Ayuntamiento de Huelva, asociaciones vecinales o la propia Universidad.

Asociación Jaén Acoge, por contribuir a la integración socio-educativa del alumnado que pertenece a distintos grupos culturales y arrastra lenguas maternas diversas, así como un nivel formativo no siempre coincidente por edades con el de nuestro país.

Jaén Acoge, una organización no gubernamental, sin fines lucrativos, independiente y aconfesional, integrada dentro de la Federación de Asociaciones Pro-Inmigrantes Andalucía Acoge, nació para dar respuesta eficaz e integral al fenómeno de la inmigración y persigue una sociedad plural e inclusiva que garantice los derechos de todas y todos.

Su acción se fundamenta en los principios básicos de la solidaridad internacional y la búsqueda de la justicia en aras de la promoción de los derechos de los migrantes. Tiene, por tanto, como objetivo general favorecer la integración de inmigrantes en la sociedad de acogida y la promoción de la interculturalidad. Pretende así , y lo consigue, mejorar sus condiciones educativas, sociales y laborales, impulsando la formación de las personas migrantes y su integración, respetando su cultura de origen.

Entre sus líneas de trabajo, tiene un papel destacado la educación. En este ámbito su desafío es, sin duda, conseguir la integración socio-educativa del alumnado que pertenece a distintos grupos culturales. Entre las acciones que llevan a cabo destacan la prevención del absentismo escolar; la información y acompañamiento en el proceso de escolarización de menores, hijos e hijas de inmigrantes; el apoyo económico en la compra de libros y material escolar; la información sobre homologación de títulos académicos; la derivación a los centros de personas adultas para el aprendizaje de la lengua española; y los talleres de interculturalidad y convivencia en varios centros educativos de distintos niveles de la capital y de la provincia.

Además, imparten charlas de sensibilización en centros educativos dirigidos a toda la comunidad educativa, sobre colectivos desfavorecidos, diversidad cultural, migraciones, resolución de conflictos, mediación intercultural; y realizan actividades en las que el alumnado de nacionalidades diferentes comparte un ambiente de cordialidad y de enriquecimiento personal.

La asociación fue galardonada en 1992 con el Premio a la Solidadridad del  Diario Ideal Jaén. Asimismo, en  2012 y 2015 recibió el Premio Abecedario Solidario, una iniciativa promovida por Uniradio Jaén en colaboración con la Universidad y Cruz Roja, de Jaén. En 2015 obtuvo el Premio Innovación y transformación Social de la Obra Social la Caixa.

Centro de Educación Infantil y Primaria ‘María de la O’, de Málaga, por su contribución en la compensación de las desigualdades 20161027_colegiomariade-aodel alumnado con actuaciones encaminadas a favorecer el acceso a la educación, promover la cultura gitana, coordinar la participación de toda la comunidad educativa y mejorar y transformar el barrio desde la escuela.

El colegio ‘María de la O’ articula su proyecto educativo en torno a la compensación educativa, la paz y la convivencia y el equipo docente desarrolla numerosas iniciativas  encaminadas a la promoción  del alumnado que precisa de una especial atención educativa, ya que crece en un entorno que condiciona su aprendizaje y su integración.

Entre estas actuaciones se encuentra el Plan de Compensatoria, que promueve la cultura gitana y repara las desigualdades ocasionadas por la marginación, abriendo las puertas del centro a las familias, que colaboran activamente en la transformación social de la barriada y participan en múltiples actividades que se realizan en el centro, con diversos proyectos  que acogen a las madres en el mismo horario de sus hijos e hijas, aprendiendo conjuntamente a leer y a escribir, transformando la escuela y sus vidas a un tiempo.

Todo este trabajo se puede llevar a cabo gracias al compromiso personal del profesorado y a la colaboración de numerosas instituciones, que participan en el desarrollo de los distintos proyectos para promover el desarrollo social y educativo de la infancia y combatir la marginación.

Como reconocimiento al trabajo de todos los sectores implicados, el colegio ha obtenido el tercer premio en la convocatoria de 2011 que el Ministerio de Educación realizó para los centros que realizan acciones de compensación de desigualdades en educación. Asimismo, ha sido galardonado con el primer premio en los Premios a la Promoción de la Cultura de Paz y la Convivencia Escolar del curso 2012-13 que otorga la Consejería de Educación.

Pero su mejor premio ha sido conseguir que parte de su alumnado obtenga el título de Educación Secudaria Obligatoria, lo que ha sido puesto en valor por las administraciones y entidades que trabajan en esta zona, con la creación del mosaico ‘Mural de las estrellas’. En este  mosaico aparece el nombre del alumnado que ha superado todo tipo de obstáculos, junto a huecos en blanco que recuerdan que aún caben todos los que quieran sumarse al reto y que, a la vez, sirve de estímulo para quienes empiezan a darse cuenta del verdadero poder de la educación.

Share