Más de 200 alumnos y alumnas de la Comunidad Terapéutica se han formado a lo largo de 15 años en las aulas de extensión educativa del Hospital Regional de Málaga


20160622_iag1049p4_2_bProfesorado y alumnado del Centro de Educación Permanente “Bahía de Capuchinos” y profesionales sanitarios han celebrado la clausura del curso académico con un desayuno en las dependencias de Salud Mental del centro sanitario

Desde hace 15 años la Comunidad Terapéutica de la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Salud Mental del Hospital Regional de Málaga tiene en sus instalaciones un aula de extensión educativa, que pertenece actualmente al Centro de Educación Permanente (CEPER) “Bahía de Capuchinos”, cuyo objetivo es posibilitar la inclusión educativa y social de las personas atendidas en esta área hospitalaria, ubicada en el Hospital Civil.

Como todos los años, el profesorado y alumnado del CEPER “Bahía de Capuchinos”, y su aula de extensión de Comunidad Terapéutica, así como el personal sanitario celebran el final de curso en una semana cultural con distintas actividades que reúnen a todo el alumnado en las instalaciones del colegio. Este año, por vez primera, el desayuno que clausura el curso académico ha tenido lugar en las dependencias del hospital.

El proyecto de colaboración entre la Salud y Educación supone que se posibilite la recuperación e inclusión en los ámbitos académicos y sociales de los usuarios de Salud Mental, que en un momento han podido verse excluidos debido a problemas relacionados con su patología.

El proceso de recuperación e inclusión es compartido por el ámbito sanitario y educativo, e implica la participación social de todo el alumnado, sin hacer distinciones respecto a su procedencia.

De esta forma, y a lo largo de estos 15 años de colaboración entre Educación y Salud se han formado un total de 225 alumnos y alumnas en tratamiento en la Comunidad Terapéutica de Salud Mental. La mayoría de ellos han finalizado el curso de graduado, otros han completado su formación con ciclos medios, y algunos, han derivado a ciclos superiores, como la Escuela Oficial de Idiomas, u otros planes de educación no formal. Este año han finalizado su formación 16 pacientes de la Comunidad Terapéutica.

Uno de los objetivos de la UGC de Salud Mental es, en coordinación con Educación, que los usuarios de la Comunidad Terapéutica, después de un período de reinicio en educación en el aula de extensión ubicada en el hospital, se incluyan en los planes de estudio en el ámbito normalizado con el alumnado de los centros de educación permanente. El fin último de esta estrategia es promover la recuperación de las posibilidades académicas de los pacientes, muchas veces truncadas por la aparición de la enfermedad.

Share