Más de 210.000 estudiantes de la provincia de Málaga están llamados a participar en la II Edición de los Premios El Audiovisual en la Escuela


audiovisual2La presidenta del CAA recuerda que el certamen fomenta la alfabetización mediática de los menores de edad, grandes consumidores audiovisuales

Un total de 210.150 alumnos y alumnas de la provincia de Málaga matriculados en Primaria, Secundaria y Bachillerato están convocados a participar en la II Edición de los Premios Andaluces El Audiovisual en la Escuela, una iniciativa promovida por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), en colaboración con la Fundación Cajasur y el Consejo Escolar de Andalucía, que pretende estimular entre la población más joven la capacidad de análisis crítico ante los mensajes y contenidos que reciben a través de los medios de comunicación audiovisual.

La presidenta del CAA, Emelina Fernández, presentó esta mañana la segunda edición de este certamen junto al delegada territorial de Educación, Patricia Alba, en un acto en el que la presidenta del Consejo explicó que objetivo de estos premios es estimular entre la población más joven la capacidad de análisis crítico ante los mensajes que reciben a través de los medios de comunicación. Asimismo, cumple el objetivo de contribuir dentro del sistema educativo andaluz a la alfabetización mediática, una herramienta esencial, como recordó la presidenta del CAA, para unas generaciones que crecen en un entorno básicamente audiovisual.

“Sin la implicación del sistema educativo esta iniciativa no podría ver la luz, y es enormemente positivo porque la escuela no solo enseña conceptos, la escuela enseña actitudes críticas y reflexivas ante la realidad que nos dan ya hecha o preparada y, en este caso, ante la omnipresencia de los medios de comunicación”, puntualizó Fernández, que agradeció la implicación del colectivo docente en este certamen.

En la primera convocatoria de estos premios, celebrada el curso anterior, se presentaron un total de 32 trabajos (18 realizados por alumnado y 14 de profesorado), una cifra que el CAA considera un éxito y que desea incrementar en la presente edición. La gran mayoría de los proyectos presentados fueron audiovisuales, bien de ficción o bien de carácter divulgativo. También se postularon dos trabajos de radio –uno de los cuales ha fue merecedor de una mención especial del jurado-, y escritos.

De hecho, Málaga fue la provincia con mayor representación en esta iniciativa en la que un total de dos trabajos resultaron premiados: el corto “El Mundo de Papel“, a cargo de los alumnos de 4º curso de Educación Primaria del colegio Ciudad Palma de Mallorca (Torremolinos), y el profesor Andrés Cansino por su trabajo titulado “La Música”, con los alumnos del IES Benalmádena, en Málaga.

AUDIOVISUALComo en la edición anterior, los premios se dividen en dos modalidades, una dirigida al alumnado y otra al profesorado de los centros educativos andaluces. Todos los ciclos de Educación Primaria, los de Educación Secundaria obligatoria y postobligatoria, los alumnos de bachillerato y los de ciclos formativos de grado medio, pueden participar en este premio a partir de este curso 2015/2016. En total, abarca a los escolares desde los 6 a los 18 años.

Los trabajos que se presenten a este certamen pueden ser escritos o audiovisuales, y versarán, en el caso de los alumnos que concursen, sobre cualquier aspecto que se trate en las asignaturas del curso desde un enfoque relacionado con la alfabetización mediática, con especial incidencia en la fase de producción audiovisual, la percepción y el análisis de los mensajes audiovisuales y la capacidad crítica ante los contenidos que se emiten en los “mass media”. También se valorará la adquisición e integración de conocimientos y competencias a través de los medios audiovisuales.

El plazo para entregar los trabajos a esta II Edición vence el próximo 31 de marzo de 2016. Los premios destinados a los trabajos de los alumnos se dividen en cinco categorías en función del ciclo escolar, y cada uno de ellos está dotado de 1.000 euros, así como un diploma acreditativo.

En el caso de los docentes que deseen participar en estos premios deberán presentar trabajos que desarrollen experiencias de educación en comunicación audiovisual en el ámbito escolar, o bien, una propuesta educativa de incorporación a la educación infantil, primaria y secundaria de la alfabetización mediática y su evaluación. Al igual que con los trabajos presentados por los alumnos, estos pueden ser escritos o audiovisuales y están dotados igualmente con 1.000 euros.

En ambos casos, la cuantía de este galardón ha de destinarse por parte de los centros educativos o los docentes premiados a la adquisición de material o a la realización de actividades relacionadas con la comunicación audiovisual. Un jurado compuesto por representantes del CAA, la Fundación Cajasur y el Consejo Escolar de Andalucía valorará el interés educativo, la calidad y coherencia del trabajo y su carácter innovador a la hora de conceder los galardones.

Fomentar la capacidad de análisis de los menores, una prioridad

“La alfabetización mediática es ante todo un derecho democrático, es el derecho de la ciudadanía a conocer y poder descifrar los mensajes de los medios de comunicación, que condicionan nuestras pautas de comportamiento, de pensamiento y de consumo, es el derecho a conocer los procesos por los que se generan estos mensajes”, destacó la presidenta del CAA. “Es fundamental que a estas nuevas generaciones digitales y audiovisuales, que tantas horas de consumo registran, les enseñemos también a leer imágenes”, insistió Fernández Soriano.

Emelina Fernández recordó que en uno de cada tres hogares andaluces con menores de 13 años no existe ninguna norma que limite el visionado de televisión ni el consumo de internet por parte de éstos. De hecho, existe un 16% de padres y madres que creen imposible controlar lo que ven sus hijos menores en internet, añadió.

La forma en la que se enfrenta el control parental es insuficiente ante el bombardeo de mensajes que reciben los más jóvenes a través de diversos dispositivos, enfatizó la presidenta del CAA, que detalló que casi en la mitad de familias con niños (47%), la medida más empleada es limitar el tiempo de visionado o de uso de internet.

Por su parte, la delegada territorial de Educación, Patricia Alba, subrayó que la Consejería de Educación considera “fundamental” la educación audiovisual y la alfabetización mediática, para formar al alumnado en la lectura crítica de la imagen y en el consumo activo de productos audiovisuales y multimedia. “Por tanto, -dijo- apoyamos iniciativas como este concurso que hoy presentamos, que complementa la línea de trabajo que sigue la Consejería de Educación con programas como AulaDcine y Comunicacción. Todos ellos incentivan tanto al alumnado como al profesorado para desarrollar experiencias comunicativas y creativas únicas e importantes para el desarrollo personal”, explicó Alba.

Alfabetización mediática, una potente herramienta contra la manipulación

La alfabetización mediática ayuda a comprender y analizar mejor los mensajes y contenidos que recibimos a través de los medios de comunicación a diario, y proporciona las competencias necesarias para ejercer plenamente nuestra ciudadanía. También puede ayudar a preservar el pluralismo y la independencia de los medios de comunicación. Permite expresar distintas opiniones, procedentes de diferentes grupos sociales, y favorece el desarrollo de los valores de la tolerancia y el diálogo. Además, desempeña un papel clave en la concienciación sobre el patrimonio audiovisual y las identidades culturales.

Con la convocatoria de estos premios, el Consejo Audiovisual de Andalucía da cumplimiento a una de las líneas estratégicas fijadas para el presente mandato (2011-2016), que contempla el fomento de la educación en medios como uno de los ejes de actuación preferentes en su ámbito de actuación.

Asimismo, el CAA sigue una recomendación de la Comisión Europea, que considera la alfabetización mediática como un reto de la sociedad europea, y da cumplimiento a lo establecido en la Ley General de Comunicación Audiovisual, que apunta a las autoridades reguladoras del audiovisual como unas de las instituciones públicas encargadas de fomentar la alfabetización mediática de la población.

Share