El CEIP Bergamín y el IES Vicente Espinel reciben la Medalla de la ciudad de Málaga


La concesión de la medalla se argumenta en reconocimiento a las labores educativas que viene desarrollando desde hace más de noventa años  el Colegio Bergamín y un siglo y medio el Instituto Gaona

El Instituto Vicente Espinel (Gaona) y el Colegio de Educación Infantil y Primaria Bergamín han recibido la Medalla de la Ciudad concedida por el Ayuntamiento de Málaga. Esta distinción está argumentada en ambos centros educativos, por sus labores educativas y su influencia en la vida académica y social desde hace más de un siglo y medio, en el caso del Instituto Gaona, y desde hace más de noventa años, el Colegio Bergamín.

COLEGIO BERGAMÍN

En 1916 fue creado el Colegio Nacional Bergamín, el primer colegio público en Málaga y la escuela graduada más antigua de Andalucía. Lo avalan sus 94 años de historia y su carácter pionero e innovador. Cuando abre sus puertas se convierte en toda una referencia por su carácter público por introducir innovaciones pedagógicas muy avanzadas para la época, como fue la separación del alumnado en ocho aulas atendiendo a criterios de edades y niveles y no a criterios clasistas.

Al poco tiempo de inaugurarse, el edificio pasó a ser hospital de sangre y durante la guerra civil fue cuartel de varios partidos políticos y prisión. Incluso, después de la contienda, llegó a llamarse colegio “Lope de Vega”. En la década de los 80, las aulas del CEIP Bergamín acogieron a escolares con discapacidades cerebrales y con síndrome de Down, que fueron integrados en sus aulas en igualdad de condiciones que el resto del alumnado. Igualmente destacable ha sido su proyecto de integración de los escolares de las clases más desfavorecidas y de minorías étnicas.

En el centro están matriculados escolares de una veintena de países. Se imparten tres religiones; evangélica, católica e islámica, y no es raro ver en sus pasillos trabajos realizados en chino o árabe. Su ubicación en un barrio tan popular y singular como la “Trinidad”, así como la utilización de sus instalaciones por asociaciones de jubilados o el desarrollo de múltiples actividades sociales y extraescolares le confieren un carácter abierto y hospitalario. Hay que resaltar su vinculación con la Cofradía del Cautivo, de tal suerte que, desde hace más de dos décadas, celebra la procesión infantil cada viernes de Dolores con la talla en miniatura de la imagen de Jesús Cautivo. Además, hay que añadir algo tan importante como sus actuales programas de innovación educativa, educación para la paz, interculturalidad, integración y solidaridad, compromiso y vocación de uno de los colegios públicos malagueños de mayor reconocimiento social y con un alto nivel de eficiencia.

INSTITUTO VICENTE ESPINEL

El Instituto de Segunda Enseñanza Gaona se inaugura en octubre de 1846, ocupando el edificio de la extinguida Congregación de San Felipe Neri, ubicado en la actual Calle Gaona. En los primeros años de vida del Instituto la pugna entre las administraciones y los comerciantes e industriales, acerca de los estudios que debían primar en el edificio, hizo que sus inicios fuesen azarosos. Entre 1850 y 1868 el Instituto se hizo un lugar en la sociedad malagueña, de manera que se afianzó la situación económica, imprescindible, por otra parte, para garantizar su supervivencia se crea un Colegio de internos, convirtiéndose desde muy pronto en un foco cultural y científico de gran importancia.

Entre 1868 y 1874 el gobierno de los progresistas, demócratas y republicanos cambió la concepción de la educación, aplicando los principios de libertad de cátedra, de creación de centros, de asistencia a clase, de duración de los estudios, etc. Posteriormente, la Restauración Borbónica supone, académicamente, una vuelta a concepciones más restrictivas en lo que supone la libertad de enseñanza y también un impulso a los instituciones escolares vinculadas con la Iglesia. En el curso 1878-1879 se matriculan las tres primeras alumnas del Instituto. Las instalaciones y equipamiento del centro fueron ampliándose a raíz de la ocupación del edificio de la casa de San Felipe Neri. Se creó el Jardín Botánico, el Museo de Ciencias Naturales, el Gabinete de Ciencias, como muestras del buen hacer de sus profesores y del interés por dotar al centro de nuevos equipamientos didácticos, que contribuyeran a la formación de sus alumnos .

Con la República, las enseñanzas y la autonomía de los centros se ve reforzada, concretamente la nueva dirección del centro acomete un conjunto de reformas en el edificio, por otro lado necesarias. También es muy importante el incremento de alumnos y la llegada de más alumnas a los centros educativos y también de profesoras. La primera mujer profesora del Instituto fue Josefa Viso Guerrero, en 1926, que impartía Caligrafía.

El actual edificio de calle Gaona, estaba dividido en dos partes, el Instituto Femenino y el Masculino. En Octubre de 1955 pasa a ser directora del Instituto femenino María Antonia Sanz Cuadrado, que propuso la necesidad de dar un nombre al mismo, por lo que propone, entre otros el de “Vicente Espinel”, ya que el de “Ntra. Sra. De la Victoria” ya lo ostentaba el Instituto Masculino. El 16 de mayo de 1957 el Ministerio de Educación aprueba el nuevo nombre. El traslado del Instituto masculino al nuevo edificio construido en Martiricos, facilitó que el Instituto femenino ocupará todo el edificio, manteniéndose como tal hasta el año 1983 , que dejó de ser exclusivamente femenino para ser mixto.

Share