El Ministerio del Interior reanuda los planes de seguridad en los centros educativos malagueños


Han sido presentados por el subdelegado del Gobierno y el delegado de Educación de la Junta en Málaga

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna, y el delegado del Educación de la Junta de Andalucía, Antonio Escámez, han presentado esta mañana en rueda de prensa el balance de los dos planes de seguridad del Ministerio del Interior en los centros educativos durante el curso 2009-2010, que ahora se reanudan con motivo del inicio del nuevo curso escolar.

El Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar y el Plan Estratégico de Respuesta Policial al consumo y tráfico minorista de drogas en los centros educativos y su entorno se aplican en estrecha colaboración con la comunidad educativa.

El objetivo de estos planes es atajar los episodios graves que puedan producirse en la comunidad educativa, ofrecer información a alumnos, padres y profesores sobre los problemas de seguridad que afectan a los jóvenes y mejorar la confianza hacia el trabajo que desarrollan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Hilario López Luna ha avanzado los datos correspondientes a estos planes durante el pasado curso 2009-2010. En ambas actuaciones se han controlado 901 centros educativos, en cuya vigilancia participaron 1.936 efectivos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, que realizaron un total de 6.916 visitas a los centros.

El Plan para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar se aplicó en 372 centros de la provincia. Los efectivos policiales impartieron 598 charlas a alumnos y AMPAS, centradas principalmente en temas como el acoso escolar, el consumo de drogas y alcohol, los riesgos de Internet, la violencia de género o las bandas juveniles.

Los responsables policiales mantuvieron también 372 reuniones con personal docente y participaron en 103 exhibiciones en los centros, jornadas de puertas abiertas o visitas a centros policiales por parte de miembros de la comunidad educativa.

Por su parte, el Plan de Respuesta Policial al Consumo y Tráfico Minorista de Drogas en los centros y sus entornos culminó el pasado curso con la detención de una persona, la presentación de 116 denuncias por tenencia o consumo de estupefacientes, la identificación de 717 personas, la intervención de un arma blanca y la realización de 415 entrevistas con directores de centros y AMPAS.

A la vista de estos datos, el subdelegado ha señalado que los centros educativos de Málaga y su entorno son seguros, ya que no se han detectado problemas significativos de tráfico o consumo de drogas, ni problemas de convivencia.

por su parte, el delegado de Educación destacó las acciones y programas que se llevan a cabo en los centros educativos para la mejora de la convivencia y la prevención del consumo de drogas puesto que forma parte también del quehacer educativo dar a conocer los riesgos que comporta la vida en sociedad y dotar al alumnado de competencias y habilidades preventivas.

Share